Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Leonor hace la comunión como colegiala, no como princesa

Don Juan Carlos se deja ver por primera vez con su hijo desde el pasado 19 de junio

Leonor de Borbón y Ortiz, de 9 años,  hija mayor de los Reyes de España y princesa de Asturias, ha recibido este miércoles su primera comunión en una ceremonia sencilla, alejada de cualquier oficialidad pese a tratarse de la heredera al trono. Don Felipe y doña Letizia han querido para Leonor un protocolo de colegiala y no de alteza. Con esta decisión rompen otra tradición de la familia real en la que era costumbre que sus integrantes hicieran la comunión en una ceremonia solemne: los tres hijos de don Juan Carlos y doña Sofía la celebraron en la capilla del palacio de La Zarzuela, todos lo hicieron un 30 de mayo, y vestidos de blanco.

El cambio en el escenario y en las formas obedece a la decisión de los actuales Reyes de que sus hijas lleven una vida lo más "normal" posible pese a la condición de la que disfrutan. Leonor ha estado acompañada de sus padres, de su hermana Sofía, de sus abuelos maternos y paternos y de su bisabuela Menchu del Valle. Es la primera vez que se dejan ver en público don Felipe y don Juan Carlos desde que se produjo el relevo en la corona el pasado 19 de junio.

Don Juan Carlos camina tras su hijo en la comunión de su nieta. ver fotogalería
Don Juan Carlos camina tras su hijo en la comunión de su nieta. EFE

La princesa de Asturias llegó a la iglesia de la mano de su padre. Tras los Reyes y sus hijas iban don Juan Carlos, con bastón, y doña Sofía. Después los parientes de doña Letizia. Todos ocuparon un lugar en los bancos del templo destinados a los familiares. La única excepción de esta ceremonia a diferencia de otras del colegio, es que se habilitó en el exterior un espacio reservado a los medios de comunicación que solo pudieron obtener imágenes de la entrada y la salida de Leonor.

Leonor al concluir la ceremonia ha reconocido a los periodistas que estaba contenta, aunque "muy nerviosa" durante la ceremonia. Luego ha explicado: "Lo voy a celebrar en casa". Don Felipe a la pregunta de que cómo habían vivido los padres y los abuelos la celebración dijo: "Todo perfecto".

Leonor ni tan siquiera se ha puesto un vestido blanco de ceremonia. La costumbre del colegio es que los niños lleven el uniforme del colegio que consiste en el caso de las niñas en una falda gris, jersey azul, y zapatos oscuros. Al ser un día especial, la chaqueta llevaba bordado el escudo del colegio. Así vistió ella y los alumnos de 4º de Primaria del colegio Santa María de los Rosales, el centro privado en el que estudia, el mismo en el que se formó su padre, el Rey Felipe VI. Los Rosales es un colegio privado y laico que imparte clases de Religión si los padres así lo quieren para sus hijos. Don Felipe y doña Letizia pagan en torno a 700 euros al mes por cada una de sus hijas y ambas reciben por deseo suyo formación religiosa.

La última vez que pudo verse en público a la Princesa de Asturias fue el 5 de abril, en Palma de Mallorca, cuando los Reyes, con sus hijas y la reina Sofía asistieron en la catedral a la misa del domingo de Resurrección, una tradición que se repite año tras año durante la estancia de la familia real en Pascua.

Está previsto que esta tarde Leonor y su familia celebren una fiesta en el pabellón del Príncipe en el palacio de La Zarzuela a la que asistirán algunos de sus primos. No se espera a ningún representante de la familia Urdangarin. Hace dos semanas Irene Urdangarin, la hija menor de los duques de Palma, también recibió la comunión. Lo hizo en Ginebra con la presencia de la reina Sofía y de su tía la infanta Elena que acudió con su hijo Felipe.

Más información