Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corey Haim no murió por sobredosis

La autopsia revela que el actor de 38 años sucumbió ante la pulmonía que padecía

A pesar de que la sobredosis era la tesis más difundida tras la muerte de Corey Haim, la autopsia ha revelado que no fueron las drogas las que causaron su fallecimiento. Una pulmonía provocó el desmayo del actor de 38 años, cuyo organismo, a pesar de contener una cierta dosis de varios medicamentos y marihuana, sucumbió ante la enfermedad el pasado 10 de marzo.

Los "bajos niveles" de fármacos, incluyendo antidepresivos, relajantes, remedios contra la tos, antihistamínicos e ibuprofeno, que se encontraron en el cuerpo del actor no son suficientes para haberle causado un paro cardíaco, según manifestó la oficina del forense que tenía a su cargo la investigación.

"Esos medicamentos estaban presentes en bajos índices y no contribuyeron a la muerte", asegura el informe de la autopsia, que, por otra parte, agrega que el examen de los restos del actor mostró una inflamación "extremadamente grande" de sus pulmones.

Los problemas con las drogas de Corey Haim fueron ampliamente conocidos por el público durante su juventud. El mismo actor se había declarado adicto y había reconocido en varias ocasiones su lucha contra esta aflicción, de la que era víctima desde su temprana adolescencia.

El actor, de origen canadiense, saltó a la fama gracias a varios papeles de chico joven en películas de los ochenta, aunque la que lo catapultó definitivamente como ídolo juvenil fue Jóvenes ocultos, donde, como en tantos otros filmes posteriores, compartía cartel con su íntimo amigo Corey Feldman. Junto a él protagonizó en 2007 el reality de la televisión estadounidense The two Coreys.