Un cortometraje de Ben Kingsley, a favor de subir los impuestos a la banca

Reclaman un 0,05 por ciento para ayuda al Tercer Mundo

Un cortometraje, protagonizado por Ben Kingsley, apoya la aplicación de nuevos impuestos a los bancos. El actor da vida a un banquero que es atracado por unos jóvenes ladrones que se hacen llamar 'los Robin Hood'. Le quitan todas sus pertenencias pero se las devuelven al completo poco después. Todo salvo la mitad de una moneda de 10 peniques, unos 6 céntimos de euro. Representa la tasa del 0,05 por ciento que las organizaciones humanitarias reclaman a las entidades financieras para ayudar al Tercer Mundo.Vídeo: AGENCIA ATLAS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS