Urkullu pide a la izquierda radical que no se aleje de la realidad

El presidente del PNV subraya que su partido está "en el centro"

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha criticado esta mañana en Bilbao a la izquierda nacionalista radical por dejarse llevar por los "cantos de sirena" y por alejarse de la realidad con "nuevas proclamas de unidad, siempre alejados de la realidad, nunca en sintonía con las demandas de la sociedad". Urkullu ha acusado a la izquierda abertzale de estar "siempre mirando al vecino" y de decir que "la culpa siempre es de los demás", al tiempo que le ha instado a que asuma su "responsabilidad" de "presentarse ante la sociedad como los demás", es decir, por "el camino de la política y sólo la política".. Además, ha recalcado que "al extremo de la izquierda radical le ha hecho falta que llegue al poder el frente PSE-PP para empezar a darse cuenta de que ahora Euskadi retrocede" y ha reconocido que "nos hemos convertido en un estorbo para la izquierda radical".

Durante su intervención en un encuentro sobre Políticas Culturales y de Juventud de su formación celebrado en Bilbao, Urkullu, ha subrayado que el PNV está "en el centro" y que a un lado tiene "a quienes se han propuesto deshacer el camino andado" y "diluir la identidad", en clara referencia al PSE y, al otro, "a quienes siguen en las nubes, alejados de la sociedad, sin asumir la vía política como los demás, y soñando con un modelo social del pasado, sin futuro", en alusión a la izquierda radical.

Además, ha recordado: "En Gernika tenemos el Estatuto-base del nuevo Estatuto Político" [el plan Ibarretxe], al que ha calificado de "una propuesta a medida del autogobierno vasco del siglo XXI". "Nuestro proyecto es conocido, está escrito, es claro y transparente, la sociedad vasca lo conoce y lo valora", ha apostillado.

El máximo responsable del PNV también se ha referido al conflicto de la Diputación alavesa, donde su diputado general, Xavier Aguirre, destituyó ayer a Javier Aspuru, de Aralar, como diputado de Juventud y Promoción Social por no apoyar los presupuestos provinciales. Urkullu ha destacado que la tensión se reduce al ámbito territorial y ha negado que lo sucedido vaya a influir en las relaciones entre los dos partidos nacionalistas.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS