"Yo no los arrojé por la borda, mi religión no me lo permite"

Sólo uno de cinco acusados reconoce ser patrón de una patera que llegó con 14 inmigrantes muertos a Gran Canaria

Sólo uno de cinco acusados ha reconocido este jueves durante el juicio celebrado en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas ser el patrón de una patera que arribó a Gran Canaria el pasado 3 de septiembre de 2008 con 13 inmigrantes muertos de los 60 que viajaban a bordo. Otro inmigrante de la misma embarcación fue hallado sin vida en el mar.

La Fiscalía ha solicitado imponer 36 años de cárcel para M.D., el único que ha reconocido los hechos, y el otro principal acusado B.C. También ha reclamado 27 años de prisión para F.A., M.S. y C.G., acusados de un presunto delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y 14 supuestos delitos de homicidio imprudente.

'Revisar la Ley de Extranjería', en el blog 'Héroes de Ébano, por J.M. PARDELLAS

M.D. ha explicado que su labor era "sólo" la de dirigir la embarcación junto con el resto de procesados. Igualmente, ha negado que durante la travesía fallecieran algunos ocupantes y dijo que él no vio que a algunos de los fallecidos fueran "arrojados por la borda". "Había tantas olas que había agua dentro de la patera y al final de la travesía estábamos tan cansados que no teníamos fuerzas para achicar el agua", ha comentado. "Yo no causé la muerte a nadie ni los arrojé por la borda. Mi religión no me permite matar a nadie", ha aseverado tajante.

Los otros cuatro acusados no se mostraron conformes con los hechos por los que se les acusa y rechazaron se los patrones de la embarcación.

"Clemencia" y "perdón"

Al término del juicio, los cinco acusados, algunos con lágrimas en los ojos, han pedido "clemencia" y "perdón". Han argumentado que "lo único" que querían era "mantener" a sus familias "allá". Según a afirmado la abogada de M.D., C.G. y B.C., Josefa Isabel Méndez, "ellos no son verdugos sino que también son víctimas y vienen en busca de un futuro mejor".

Cadáveres de los inmigrantes, medio sumergidos en la lancha en la que trataban de llegar a Canarias.
Cadáveres de los inmigrantes, medio sumergidos en la lancha en la que trataban de llegar a Canarias.REUTERS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS