La Policía apunta a un homicidio como causa de la muerte de un hombre en Alcalá

No se han registrado más víctimas en el incendio y explosión del piso en el que vivía el fallecido.- Había dos bombonas de butano intactas

Un hombre ha muerto a primera hora de la mañana tras una explosión e incendio ocurrido en la vivienda que habitaba en la localidad madrileña de Alcalá de Henares. Sin embargo, la policía sospecha que no ha sido un accidente como podía parecer, sino de un homicidio. Según ha informado un portavoz de Emergencias 112, no se han procedido más heridos o intoxicados. La autopsia determinará mañana las causas de la muerte de la víctima, cuyo cuerpo se ha encontrado completamente abrasado.

Emergencias ha recibido el aviso a las 6.39 de que se había producido una explosión seguida de un incendio en el primer piso puerta A del número 9 de la calle Escritorios. El edificio, situado en pleno centro de la ciudad complutense, es una corrala de dos alturas.

El 11 Envía a tres dotaciones de Bomberos, que hallan el foco principal del fuego en el salón de la casa. Los bomberos logran controlar en pocos minutos las llamas y hallan, tirado en el suelo, el cuerpo sin vida de un varón. El cadáver está carbonizado. Posteriormente, la Jefatura Superior de Policía ha identificado al fallecido como J. R. P., de 37 años y nacionalidad española. Es un profesor de instituto que vivía de alquiler.

Homicidios investiga el caso

Según las mismas fuentes, no hay ninguna persona herida ni tampoco intoxicada, por lo que el SUMMA, que había mandado dos UVIS móviles, ambulancias y el camión de catástrofes, no ha tenido que intervenir. Eso sí, ha repartido mantas entre los vecinos, la mayoría de los cuales ya había salido del inmueble por su propio pie y estaban en la calle, en pijama.

Los Bomberos han sofocado completamente el incendio y los vecinos han podido regresar a sus casas en torno a una hora y media después. La explosión y el incendio han provocado daños en la tabiquería de la vivienda pero los Bomberos han determinado que no son estructurales. Así, se ha derrumbado una pared colindante que separa la vivienda afectada de la contigua y otro tabique dentro de la propia vivienda. Sin embargo, estos daños no han afectado a la estructura del edificio. No está claro qué ha sucedido. De hecho, los bomberos se han retirado sin poder determinar las causas del fuego.

En la casa se han localizado dos bombonas de butano, una en la cocina, puesta, y otra de repuesto, se encuentran intactas. Así, parece descartado que se trate de una explosión de butano. Por su parte, Gas Natural ha descartado toda relación con la explosión tras confirmar que no tiene clientes en esa vivienda. Los bomberos han confirmado que la instalación de gas no estaba afectada ni presentaba síntomas de manipulación. La autopsia, cuyos resultados se esperan para mañana, determinará las causas del fallecimiento del hombre. El Grupo VI de homicidios se ha hecho cargo de la investigación ante la sospecha de que se trate de una muerte violenta y no de un accidente.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS