Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex de Britney Spears se pasa a la artillería pesada

Kevin Federline hace acopio de testimonios para el juicio por la custodia de los hijos de la pareja

El rápido y limpio acuerdo de divorcio alcanzado hace pocos meses entre Britney Spears y Kevin Federline hizo pensar que la batalla por la custodia de sus hijos, Sean Preston, de 23 meses y Jayden James, de 11, no sería más que una pequeña escaramuza, una pelea testimonial. Pero nada más lejos de la realidad. El equipo de abogados del ex marido de Britney Spears está haciendo acopio de testimonios y pruebas con el objetivo de demostrar la incapacidad de la cantante para hacerse cargo de sus hijos. Entre otros, ha citado a un trabajador de la clínica de rehabilitación donde estuvo ingresada su ex esposa.

El abogado de Federline, Mark Vincent Kaplan, confirmó que un "ejecutivo" de Promises, hablará de la estancia de la cantante de 25 años en el centro, tras la crisis en la que se rapó el pelo al cero y se proclamó el Anticristo.

El empleado de Promises es la cuarta persona persona que será citada para hablar sobre las aptitudes de Spears como madre. La antigua asistente de la cantante Shannon Funk, su guardaespaldas, Daimon Shippen y su prima Alli Sims, también han sido llamados por el equipo legal de Federline.

Kevin, de 29 años, ha pedido la custodia de los dos hijos de la pareja, lo que le otorgaría la potestad sobre el 70% del tiempo de sus hijos. Actualmente, los dos padres comparten la custodia a partes iguales.