Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un Kennedy en la política española

Un familiar del ex presidente estadounidense J. F. Kennedy forma parte de la candidatura del PSOE en un pueblo malagueño

"No se pregunten lo que su país puede hacer por ustedes. Pregúntense qué pueden hacer ustedes por su país", es la frase del ex presidente de Estados Unidos por el Partido Demócrata John Fitzgerald Kennedy que ha llevado a un integrante de esta saga a concurrir a las elecciones con el PSOE en Manilva (Málaga). Se trata de Declan Patrick O'Halloran Kennedy, joven empresario inmobiliario irlandés de 36 años.

"No se pregunten lo que su país puede hacer por ustedes. Pregúntense qué pueden hacer ustedes por su país", es la frase del ex presidente de Estados Unidos por el Partido Demócrata John Fitzgerald Kennedy que ha llevado a un integrante de esta saga a concurrir a las elecciones con el PSOE en Manilva (Málaga). Se trata de Declan Patrick O'Halloran Kennedy, joven empresario inmobiliario irlandés de 36 años.

Para encontrar la conexión entre las dos ramas de la familia, la que emigró a Estados Unidos y la que permaneció en Irlanda, hay que remontarse a 1850, punto de origen de la relación familiar entre el candidato manilveño y el ex presidente estadounidense. "El abuelo de mi abuelo y el abuelo del ex presidente Kennedy eran primos hermanos, y buena parte de la familia se dedica a la política, de hecho tengo un tío senador en Irlanda".

Pese al transcurrir de los años y los miles de kilómetros que separan a este costasoleño de adopción de los Kennedy norteamericanos, existe una marcada fisonomía en todos sus integrantes, son los rasgos comunes a todo un árbol genealógico en cuanto a su implicación en la actividad pública.

Orgulloso de sus antepasados

"Los Kennedy nacemos con la idea de que la participación en la democracia no sólo es un derecho sino también un deber, y de que cada uno tiene que contribuir y participar en democracia para lograr una vida política más sana", asegura de manera complaciente y orgulloso por la política que han llevado a cabo sus antepasados.

Quiere demostrar a los líderes políticos locales que hay una comunidad extranjera importante que "no sólo pide, sino que quiere contribuir" y que "no sólo está aquí por el buen clima, la cultura y por todas las buenas cosas que tiene España, sino porque siente la necesidad de devolverle algo a cambio".

Hay que levantar la voz y contribuir así al desarrollo de la zona, sobre todo después de que una de las fuentes de riqueza de la costa, el sector inmobiliario, "se haya frenado en los últimos años". Por ello, la sociedad extranjera considera que hay que encontrar otras formas de reemplazar esa parcela y "buscar otras fuentes de crecimiento para nuestros pueblos".

La comunidad foránea ha evolucionado muchísimo en los últimos años, según O'Halloran Kennedy, de forma que se está consiguiendo una integración real en la sociedad de la Costa del Sol. "Los extranjeros están buscando empleo y están optando por tener su residencia permanente en España con sus niños asistiendo al curso escolar, de manera que en el fondo tienen las mismas preocupaciones sobre el futuro de sus hijos que los españoles", manifiesta.

15 años en España

Su incursión en la política local va ligada a un apoyo explícito al alcalde y candidato a la reelección por el PSOE, Salvador Zotano, de quien asegura "tener un gran aprecio por poseer éste una visión global del crecimiento del pueblo y por ver la posibilidad real de conjugar un beneficio mutuo involucrando a la comunidad extranjera con la nativa, y que todo el mundo se beneficie de esas sinergias".

Los 15 años de este irlandés en nuestro país le han hecho constatar que la política, en su base, "es igual en todas partes" y que sólo se diferencia en "detalles". Tiene claro, como buen Kennedy, que hay implicarse en la toma de decisiones como mejor manera de apostar por el desarrollo de la sociedad en su conjunto.

Este año, como viene sucediendo desde hace décadas, el clan Kennedy volverá a reunirse; será en Irlanda, en julio, y hasta allí se desplazará toda la saga residente en América para encontrarse con sus orígenes y debatir y discutir sobre política. Eso sí, todo en un ambiente festivo, acompañado de música celta y de una buena cerveza irlandesa.