Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un incendio arrasa 1.000 hectáreas de la sierra salmantina de Quilamas

Otros dos fuegos afectan a las localidades barcelonesas de Pont de Vilomara i Rocafort y Palma de Cervelló

Un gran incendio se ha declarado en el término municipal de San Miguel de Robledo (Salamanca). El fuego, que sigue activo, afecta al espacio natural de la sierra de Quilamas. Las llamas han quemado por el momento una superficie de 1.000 hectáreas de pino y matorral, ha informado hoy la Junta de Castilla y León. Hasta que no se apague el fuego no será posible calcular la superficie total calcinada, según las mismas fuentes.

El fuego se inició ayer por la tarde en la zona de La Paya del término municipal de San Miguel de Robledo y durante el día de hoy se ha extendido también a los municipios vecinos de Cilleros, Villanueva del Conde, Sequeros y Garcibuey, aunque sin peligro para la población. Las dificultades de acceso a la zona, así como el viento y el calor reinantes hoy en la zona dificultan la extinción de las llamas, tarea a la que están entregados numerosos efectivos, tanto aéreos como terrestres. El fuego ha sido declarado de nivel 2 en el operativo contra Incendios Forestales de Castilla y León (Infocal) y "se encuentra en vías de ser controlado, aunque todavía no lo está", según las mismas fuentes. Las primeras hipótesis señalan que un rayo pudo originar las llamas.

En estos momentos trabajan en la extinción del fuego cuatro técnicos de Medio Ambiente, otros tantos agentes forestales, cinco cuadrillas terrestres, 9 autobombas con sus efectivos, una nodriza de Villares de la Reina, un helicóptero de coordinación y dos de extinción, tres hidroaviones (dos de Matacán y uno de Badajoz), dos aviones de carga en tierra (uno de El Maíllo y otro de Valladolid) y cuatro máquinas.

Dos fuegos en Cataluña

Las autoridades catalanas también se han visto hoy obligadas a activar el plan contra incendios (Infocat) tras declararse dos fuegos en la provincia de Barcelona. El primero afecta a una zona boscosa del municipio de Palma de Cervelló, cerca de la urbanización La Surella, donde los bomberos han desalojado a unas 150 personas, la mayoría jubilados de El Prat de Llobregat, de un merendero, y a algunos vecinos de la urbanización Can Paulet, cercana al lugar del incendio.

Los bomberos han controlado el fuego esta tarde tras arrasar 11 hectáreas de pino blanco. Hasta las 18 horas, trabajaban en la extinción del fuego 24 vehículos terrestres de los Bomberos, junto a tres medios aéreos -dos bombarderos y un avión de vigilancia y ataque-, según ha informado el jefe del cuerpo en la zona, Bienvenido Aguado.

Aguado ha señalado que "a última hora de tarde se prevé que el incendio se dé por extinguido", aunque durante toda la noche, agentes de los Bomberos se quedarán "para remojar la zona". Actualmente, hay pequeños focos de fuego que quedan activos. El segundo incendio se ha originado en la localidad de Pont de Vilomara i Rocafort y ha obligado a desalojar un camping de la zona y a confinar en sus casas a todos los vecinos de Rocafort, según han informado los Bomberos de la Generalitat. Al parecer, el fuego se inició en la masía 'Can Torres' de la localidad y se extendió por el bosque, situado en los alrededores de la casa.