¿Cómo invierten los españoles?

La añeja tendencia de los abuelos a guardar los ahorros bajo el colchón tiene continuidad hoy en activos financieros conservadores, que no producen apenas rentabilidad. Cuentas corrientes y depósitos podrían generar más beneficios: basta con conocer (y probar) otros productos, como los que ofrece Mutuactivos

A finales del primer semestre del 2021, los activos financieros en manos de las familias españolas ascendieron a 2,48 billones de euros, según datos de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco). Una cifra que puede parecer enorme. Y realmente lo es: algo más del 40% de todo ese ahorro se mantiene en cuentas corrientes, depósitos y efectivo. Ello representa más de un billón de euros que no generan prácticamente ninguna rentabilidad.

Y eso no es todo. Los españoles, por lo general, tenemos un perfil de inversión tan conservador que incluso cuando optamos por fondos de inversiones o planes de pensiones lo hacemos mayormente por productos con muy poco riesgo.

Por ejemplo, más de la mitad de lo que las familias españolas invierten en fondos de inversión, y en torno al 40% de lo que destinan a planes de pensiones, tienen como destino activos de renta fija con tasas de rentabilidad muy reducidas.

La inflación, al acecho

La tendencia no parece haberse modificado con la evolución de la pandemia. Según el mismo informe de Inverco, en el segundo trimestre de ese mismo 2021 los hogares españoles incrementaron en unos 70.500 millones de euros su saldo en activos financieros, casi un 3% más que a finales del primer trimestre de 2021 y 4,8% más que justo un año antes, en diciembre de 2020. Parece confirmarse, por tanto, que las familias españolas renuncian a los beneficios potenciales que podrían cosechar si invirtieran sus ahorros de forma eficiente. Lo que por sí mismo supone un importante freno a su poder adquisitivo.

Con todo, el mayor problema tiene que ver con la inflación, que tradicionalmente incrementa el recelo de los ahorradores. Durante el año 2021, los datos adelantados del Instituto Nacional de Estadística apuntan a que la inflación superó el 6,5%.

Esto quiere decir, ni más ni menos, que el ahorro acumulado por las familias españolas en productos de baja rentabilidad perdió más de 65.000 millones de euros de poder adquisitivo. Este fue el coste que tuvo para las familias españolas tener un perfil de inversión conservador.

Pero si quieres saber más sobre cómo invierten los españoles no te puedes perder el último vídeo de Si lo hubiera sabido, el nuevo canal de información financiera de Mutuactivos.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Archivado En