¿Qué pensión vas a cobrar?

Las previsiones apuntan a que España se encamina a tener una sociedad cada vez más envejecida: el número de personas mayores de 65 años aumentará al tiempo que disminuirá la población en edad de trabajar. El reto presupuestario que está por venir será mayúsculo

Nuestro estilo de vida, la dieta mediterránea o el sistema sanitario. Puede que sea por estos motivos o por muchos otros, pero el caso es que los españoles tenemos la mayor esperanza de vida de toda la Unión Europea, según datos del Eurostat. Y diversos estudios nos sitúan también entre las diez primeras a nivel mundial. Una excelente noticia que, sin embargo, plantea al mismo tiempo un enorme reto: durante los próximos años España experimentará el mayor envejecimiento demográfico de toda Europa.

A día de hoy, y exceptuando los microestados, España se sitúa ya como uno de los 10 países de todo el mundo con la media de edad más alta: 43,3 años, tal y como se refleja en el informe Perfil de las personas mayores en España 2020 elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). A esto hay que sumarle que es uno de los 10 estados con menor tasa de natalidad, según el Banco Mundial. Los datos del INE reflejan además que apenas nacen alrededor de 1,20 niños por cada mujer en estado fértil. La combinación de todos estos parámetros ha supuesto que en nuestro país tengamos ya 125 personas mayores de 64 años por cada 100 niños menores de 16 años, siempre según los datos del INE. Esto deja, por tanto, una sociedad cada vez más envejecida.

La evolución no experimentará un cambio de tendencia en los próximos años. Más bien todo lo contrario, será todavía más desfavorable. Esto sucederá, en buena medida, por la llegada a la edad de jubilación de los baby boomers. En los años en los que se enmarca esta generación, de 1958 a 1977, nacieron aproximadamente 13 millones de niños y niños. Esto supone una media anual de entre 650 mil y 700 mil nacimientos. O lo que es lo mismo, aproximadamente un 80% más que los nacidos de media en los tres años anteriores a la pandemia.

Según las estimaciones del Eurostat, la llegada a la jubilación de esta generación supondrá que para 2050 habrá dos personas mayores de 65 años por cada tres en edad de trabajar. En esta misma línea, las previsiones apuntan a que el ritmo en el crecerá la población activa con respecto a los jubilados será desfavorable. España perderá casi cuatro millones de personas en edad de trabajar al tiempo que la población mayor de 65 años se incrementará en unos seis millones.

Los datos, que se enmarcarán entre los niveles más altos de todo el mundo, plantean un enorme reto en materia presupuestaria. El aumento de la población de mayor edad conllevará importantes incrementos del gasto público en materia de pensiones, sanidad y dependencia. Según las previsiones del Banco de España, recogidas por el propio gobierno en su informe España 2050, el gasto tan solo en estas tres partidas crecerá en entre 7 y 12 puntos del PIB cada año. Esto supone un esfuerzo presupuestario adicional entre 90 mil y 150 mil millones de euros de hoy cada año. La pregunta clave es, ¿de dónde saldrá toda esta enorme cantidad de recursos?

En cualquier caso, si quieres saber más sobre todas estas cuestiones y, principalmente, sobre cómo puedes proteger tu jubilación con independencia de los retos presupuestarios a los que se enfrenta España no te pierdas el último capítulo de Si lo Hubiera Sabido, el canal de actualidad financiera de Mutuactivos.

Archivado En: