ESPECIAL PUBLICIDAD
Contenido patrocinado por una marca

El sueño hecho realidad de democratizar las inversiones

Trade Republic desembarca en España para facilitar la gestión y planificación del ahorro. Luz para el retiro laboral de los nacidos en el ‘baby boom’. La inversión y el ahorro del futuro ya están aquí

Los usuarios de Trade Republic reciben un servicio exhaustivo de información de todo lo referente a su cuenta de valores, como pagos de los dividendos y normas de capital.
Los usuarios de Trade Republic reciben un servicio exhaustivo de información de todo lo referente a su cuenta de valores, como pagos de los dividendos y normas de capital.

“El dinero es como un brazo o como una pierna: o se usa o se pierde”, proclamaba Henry Ford, el empresario estadounidense fundador de la famosa compañía de automóviles. Dicho de otro modo: o se pone a trabajar al dinero o se corre el riesgo de que este termine volatilizándose.

Todos deberíamos tener la oportunidad de poner a trabajar nuestro dinero y de invertir en el mercado de capitales de manera fácil, comprensible y gratuita. Sin embargo, durante mucho tiempo ese ha sido un sueño que a muchos se les antojaba prácticamente imposible, al alcance sólo de los brókeres más expertos. Pero Trade Republic, un banco alemán especializado en servicios de inversión y mercados de capitales, supervisado por el Banco Central de ese país (el famoso Bundesbank) y la Autoridad Federal de Supervisión Financiera alemana, ahora lo ha hecho realidad.

Sencilla e intuitiva

Su objetivo es empoderar a la gente para que pueda invertir de manera segura, transparente y sencilla sus ahorros o ese dinero que guarda para la jubilación, ahora que el aumento de la esperanza de vida y el futuro retiro laboral de los baby-boomers amenaza con hacer tambalearse al sistema de pensiones. Se trata, en definitiva, de democratizar las inversiones y el acceso a los mercados de capital.

A través de su sencilla y muy intuitiva aplicación, Trade Republic ofrece la posibilidad de ahorrar y de invertir directamente desde un teléfono móvil, de manera clara, segura y rápida, con tan sólo tres clics. Menos de ocho minutos es lo que se tarda en abrir una cuenta en Trade Republic desde un smartphone o un ordenador y en empezar, de ese modo, a poner a trabajar el dinero en sus más de 9.000 acciones y fondos cotizados (ETFs) internacionales o, a partir de una inversión mínima de 10 euros, en un plan de inversión personalizado entre los 3.500 que incluye su amplia oferta. Todo ello, sin comisiones de ningún tipo. Con el fin de impulsar la educación financiera y de posibilitar que los españoles conozcan de primera mano cómo poner su dinero a trabajar, Trade Republic regala a sus nuevos usuarios una acción valorada en hasta 200 euros de alguna de las mayores compañías del mundo, incluyendo empresas como Tesla, Apple o Netflix. El usuario recibirá su acción gratuita tras completar el registro y una transferencia de al menos 10 euros.

En Trade Republic las inversiones están protegidas por modernos estándares de seguridad. Cada transacción o transferencia se confirma mediante un proceso de doble autenticación que puede realizarse con el propio móvil y el PIN personal

Gracias al uso que hace de las tecnologías más modernas y a su innovador modelo de negocio, Trade Republic consigue disminuir costes y traslada esa reducción directamente a sus clientes. No aplica comisiones por órdenes ni por custodias ni por reparto de dividendos. Los usuarios sólo pagan una tarifa plana de 1 euro por operación para cubrir los gastos de terceros, la misma tasa de mercado que cobran otros brókeres.

Nacida en 2015 en Berlín, el centro europeo de las startups, Trade Republic comenzó con éxito en Alemania. En octubre de 2020 inició su expansión europea, ofreciendo en Francia y en Austria la posibilidad de invertir en el mercado de valores con seguridad, simplicidad y sin comisiones. Y, a partir de ahora, también es posible hacerlo desde España.

La app de Trade Republic acerca las inversiones financieras al siglo XXI: permite a sus clientes seguir sus movimientos en cualquier momento y desde cualquier lugar, y llevar a cabo procesos complejos de manera automatizada y en tiempo real. Además, ofrece las cotizaciones en bolsa en vivo, muestra el curso histórico y la evolución de la cotización de las posiciones. Si los clientes quieren informarse específicamente sobre valores concretos, pueden ajustar alertas de precios o recibir mensajes de notificación.

Y aún hay más: los usuarios de Trade Republic reciben un servicio exhaustivo de información de todo lo referente a su cuenta de valores, como pagos de los dividendos y normas de capital. Asimismo, se les ofrece un formulario que facilita la presentación de los modelos tributarios sobre las transacciones de valores.

La 'app' ofrece las cotizaciones en bolsa en vivo, muestra el curso histórico y la evolución de la cotización de las posiciones.
La 'app' ofrece las cotizaciones en bolsa en vivo, muestra el curso histórico y la evolución de la cotización de las posiciones.miniseries (Getty Images)

Por supuesto, en Trade Republic las inversiones están protegidas por modernos estándares de seguridad. Cada transacción o transferencia se confirma mediante un proceso de doble autenticación que puede realizarse con el propio móvil y el PIN personal. Además, cada cliente cuenta con un PUK por si acaso extravía el móvil o el PIN.

Usar las herramientas de la aplicación de Trade Republic resulta muy sencillo. Su diseño es tan evidente y funcional que no requiere grandes deducciones o razonamientos, basta con dejarse llevar por la intuición. Asimismo, es muy sencillo, para alguien que ya tiene una cuenta de valores en un banco, llevársela a Trade Republic: la empresa ofrece un cómodo traspaso de la cartera de valores que se realiza en el plazo de unos pocos días y que, una vez más, se lleva a cabo sin comisiones.

Todo eso es posible gracias a que Trade Republic es un nuevo tipo de bróker: móvil, accesible, rápido y sin comisiones. Un neobróker del siglo XXI.

Así nació el banco del futuro

Dos amigos, Christian Hecker y Thomas Pische, se pusieron un día a hablar de sus propias inversiones. Christian trabajaba entonces en banca de inversión y Thomas, en una fintech. Y fue entonces cuando se dieron cuenta del problema, de la poca automatización y de los obsoletos sistemas informáticos de los bancos y brókeres, que a menudo generaban costes elevados que siempre tenía que asumir el inversor. Incluso la propia negociación era complicada, y no estaba al día.

Poco después, Thomas conoció a Marco Cancellieri, un informático que ya había trabajado en varios proyectos de desarrollo de aplicaciones. Y los tres decidieron construir el banco del futuro.

En 2017, su innovador modelo de negocio despertó el interés del proveedor de servicios financieros AG, que decidió convertirse en inversor de Trade Republic. En enero de 2019 lanzaron la aplicación y Creandum y Project A se unieron como inversores. En la primavera de 2020, el banco del futuro recibió una nueva inyección de capital en una ronda encabezada por Accel y Founders Fund.

Para financiar su expansión europea, hubo nuevos inversores como TCV y Thrive Capital, liderados por Sequoia, así como la participación de inversores existentes.

Ahora, Trade Republic aterriza en España, enarbolando siempre la bandera de hacer fácil, rápido y seguro ahorrar e invertir en los mercados de capitales. El banco del futuro ya está aquí.