Los trabajadores de PC City, amables hasta el final

La cadena seguía buscando compradores para comprobar el grado de servicio de sus vendedores el día del cierre

PC City quiere que sus trabajadores sigan siendo amables con el cliente. A pesar de que la cadena de tiendas de informática anunciara la semana pasada que abandonaba el mercado español, seguía reclutando a compradores para que comprueben el grado de amabilidad y servicio de sus vendedores. La cadena de tiendas lleva realizando este servicio para comprobar el nivel de servicio y la formación de sus trabajadores desde hace varios años. Después de anunciar el cierre de las tiendas, la empresa continuaba con este servicio en marcha, para finalmente hoy anularlo.

El jueves pasado, 14 de abril, PC City decidía finalmente abandonar el mercado español y ese mismo día la empresa que gestiona parte de la formación de los trabajadores enviaba un correo electrónico reclutando clientes para que ejercieran de mistery shoppers (clientes misteriosos, en español) en las tiendas de la cadena. La figura del cliente misterioso es una técnica de márketing mediante la cual un persona finge estar interesado en algún producto de la tienda, que finalmente no compra, pero se fija en cómo le atienden los dependientes de la tienda. El objetivo es comprobar el nivel de servicio de los vendedores y ver si los planes de formación cumplen su objetivo.

El abandono del mercado español por parte de la cadena británica se debe, según la propia empresa, a la debilidad de consumo que se vive. PC City pertenece a la multinacional británica Dixons, dedicada a la distribución de productos y servicios electrónicos e informáticos, que el 30 de marzo ya había anunciado que estudiaba la salida del mercado español. Las pérdidas de la filial española habían alcanzado los 67 millones de euros en los últimos dos años.

Lo que no hay todavía son fechas de cierre de tiendas. A partir de la próxima semana, la dirección de la empresa ha asegurado que se reunirá con los trabajadores para negociar un posible expediente de regulación de empleo. Además, señalan que la empresa tratará de buscar la salida que menor impacto tenga para los trabajadores entre las soluciones que manejan es la venta de alguna de las área de la empresa como el servicio de atención al cliente (call centers) o la tienda online.

Tienda de PC City en el centro comercial de Marineda, A Coruña.
Tienda de PC City en el centro comercial de Marineda, A Coruña.GABRIEL TIZÓN
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción