Gerardo Camps: "Los mercados mayoristas están cerrados para las comunidades tras el rescate de Grecia"

La Generalitat ofrece 1.000 millones de deuda a particulares al 4,75%.- La venta se ampliará a 1.500 millones de euros si hay demanda

Gerardo Camps, vicepresidente económico y consejero de Hacienda del gobierno valenciano, ha explicado esta mañana que "los mercados mayoristas de deuda pública están cerrados para las comunidades autónomas desde el rescate de Grecia en la primavera pasada" La Generalitat valenciana ha optado por vender 1.000 millones de deuda pública en bonos a particulares a partir de 1.000 euros con un interés del 4,75% a un año. La emisión se ampliará otros 500 millones de euros si hubiera demanda a cubrir. El responsable económico de la Generalitat valenciana se ha mostrado convencido del éxito de la operación: "No nos jugamos nada, el éxito de la emisión está garantizado". Según Camps, la emisión de bonos patrióticos en Cataluña tuvo una demanda de 7.000 millones de euros, más del doble de los 3.000 millones emitidos por la Generalitat en sucesivas ampliaciones.

Más información
La Generalitat ofrece mil millones de deuda a particulares al 4,75%
La Generalitat coloca su deuda a las cajas al 7%
La Generalitat coloca la emisión de 1.000 millones de euros en bonos 'patrióticos'

Gerardo Camps ha explicado que la emisión se hace ahora, en las mismas condiciones que en Cataluña, porque "todos los expertos auguran que la falta de confianza de los mercados tradicionales se prolongue en el tiempo". "Los instrumentos tradicionales no funcionan", ha confesado. Entre otras razones, según Camps, porque el Estado, que emite deuda soberana frente a la deuda subsoberana que emiten las comunidades autónomas "está cargando la bolsa" con emisiones que desbordan sus necesidades reales en el momento presente hasta en un 40% en previsión de los problemas que tendrá que afrontar en el futuro.

El cierre de los mercados afecta por igual a todas las comunidades autónomas. Camps ha asegurado que "ni Madrid, ni Cataluña ni el País Vasco" han podido colocar deuda en los mercados mayoristas y ha augurado que las emisiones de bonos se generalizarán "con más intereses y a plazos más cortos".

La Generalitat valenciana se ha podido permitir la emisión en este momento porque los vencimientos de deuda a largo plazo que tendrá que afrontar en 2011 son de apenas 353 millones de euros. Habrá que sumar a esos vencimientos los 1.000 millones emitidos en bonos más el 4,75% de interés que cobrarán los particulares y el 3% de comisión que cobrarán las entidades colocadoras. Pero a lo largo de 2010, los vencimientos a largo plazo han supuesto 1.545 millones de euros y la Generalitat ha emitido ya 2.175 millones de euros de deuda durante el primer semestre. Los últimos 1.000 millones se los adjudicaron las dos grandes cajas a finales de octubre. Gerardo Camps ha asegurado que los 1.000 o 1.500 millones que espera colocar hasta el 22 de diciembre se destinarán en su totalidad a cubrir pagos pendientes a proveedores.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS