Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La secretaría de Telecomunicaciones pide al gobierno catalán que desencalle el operador neutro

El proyecto, que debe sacar a concurso la Generalitat, conectará sus sedes

El secretario de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información de la Generalitat, Jordi Bosch, pidió hoy a los máximos responsables del Ejecutivo catalán que desencallen el concurso para crear un operador neutro de infraestructuras de telecomunicaciones en Cataluña a través del proyecto Xarxa Oberta.

En un comunicado de apoyo al manifiesto del Colegio de Ingenieros Técnicos de Telecomunicaciones de Catalunya (Coettc) para que se impulse el proyecto, Bosch señala que "no es el momento de tener una visión contable de la economía catalana, sino de favorecer proyectos y estrategias que permitan superar la crisis y estar más preparados para el futuro".

Añade que "no se entendería que el Govern paralizase el progreso de Catalunya y pusiese en cuestión su futuro". El proyecto Xarxa Oberta consiste en el despliegue de una red de fibra óptica de gran ancho de banda que conecte las sedes y equipamientos de las administraciones públicas catalanas, con una inversión privada de 660 millones, que la Generalitat debe sacar a concurso.

El objetivo es mejorar los servicios corporativos y sentar las bases para poder extender proyectos que requieren gran capacidad de banda ancha, como el diagnóstico médico a distancia, la receta electrónica o las declarciones judiciales por videoconferencia, y que permitirá poner el excedente de capacidad en el mercado mayorista, en las condiciones que fije la Comisión Europea.

Esta autopista de la información debe potenciar el equilibrio territorial y ofrecer una nueva oferta de servicios a lugares donde hoy sólo existe un operador de telecomunicaciones. El manifiesto del Coettc considera que gran parte de la inversión prevista se dedicará a obra pública, lo cual incentivará un sector productivo muy afectado por la crisis, y exige la "aprobación y ejecución inmediata" del operador neutro.

Los firmantes del manifiesto consideran que "ahora es el momento de impulsar y hacer realidad Xarxa Oberta, ya que es en momentos de crisis económica cuando las administraciones públicas deben realizar proyectos que movilicen la inversión privada, que combinen el sector público y privado" para impulsar un nuevo modelo productivo "basado en el valor y el conocimiento".