Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivero y Sanahuja acuerdan el canje de 1,7 acciones de Metrovacesa por cada una de Gecina

La cotización de la inmobiliaria ha estado suspendida toda la jornada

Los principales accionistas de Metrovacesa, Joaquín Rivero, Bautista Soler y la familia Sanahuja, han acordado un canje de 1,7 acciones de la compañía por cada una de su filial francesa Gecina, según notificaron este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La división de la inmobiliaria se hará efectiva antes de final de año, según detalla el plan de separación remitido por las partes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Dicho canje responde al ajuste de capital necesario para llevar a cabo la separación efectiva de la compañía, por la que Rivero y Soler se quedarán con Gecina, mientras que los Sanahuja tomarán las riendas de Metrovacesa.

La propia CNMV ha emitido un comunicado inmediatamente después de hacer público este acuerdo, en el que subrayó la complejidad de la operación, al tiempo que anunció que se pronunciará sobre la misma en el plazo "más breve posible", en "estrecha colaboración" con la institución supervisora del mercado francés. La división de la inmobiliaria se hará efectiva antes de final de año, según detalla el plan de separación remitido por las partes a la CNMV, según nuevas informaciones a última hora de la jornada.

División en dos sociedades

Esta mañana Joaquín Rivero y la familia Sanahuja anunciaban que habían llegado a un acuerdo para repartirse la compañía en dos sociedades, poniendo fin a casi un año de duros enfrentamientos por el control de la mayor inmobiliaria española, que prevé superar un beneficio de mil millones de euros en 2006.

El principio de acuerdo alcanzado contempla que Rivero y su socio, el empresario valenciano Bautista Soler, se quedarán con Gecina, la filial francesa de Metrovacesa; mientras que los Sanahuja tomarán las riendas de la mayor inmobiliaria española, al tiempo que se quedará con activos de la filial Gecina por valor de 1.800 millones de euros.

Los acuerdos también contemplan una serie de operaciones corporativas para conseguir el deslindamiento y la separación efectiva de ambas sociedades y sus activos, que en el futuro serán completamente independientes. Esto garantizará que los accionistas minoritarios de Metrovacesa puedan optar por participar, en el futuro, en una, otra o ambas sociedades. Asimismo, garantizarán el trato igualitario a los actuales accionistas minoritarios de Gecina. Esta filial, por su parte, tendrá que desembolsar una cantidad en metálico correspondiente al rendimiento que hayan generado esos inmuebles desde el 1 de enero del 2007.

Guerra de OPA

Metrovacesa se hizo con Gecina en marzo de 2005 a través de una OPA en la que se hizo con el control del 68,54% de su capital social.

Tras la guerra de OPA protagonizadas el año pasado por Rivero y los Sanahuja, el presidente de Metrovacesa (junto a Soler) controla el 33,15% de la inmobiliaria; y la familia catalana el 39,62%. Si el acuerdo sobre el reparto de Metrovacesa se cierra definitivamente, el trato será anunciado previsiblemente hoy, según las fuentes consultadas.