Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco de España piensa en retrasar hasta junio la obligación de presentar las cuentas conforme al estándar NIC

La prórroga tiene como objetivo dar suficiente tiempo a las entidades financieras para que se adapten a las normas internacionales de contabilidad

Las entidades financieras españolas no estarán obligadas a presentar públicamente sus cuentas de acuerdo a las Normas Internacionales de Contabilidad hasta el próximo junio, ya que el Banco de España ha decidido darles seis meses más de plazo para que se adapten a una normativa que sigue sin aprobar totalmente.

Caruana afirmó que "estamos pensando en introducir una cláusula de flexibilidad para la entrada en vigor" de la Circular que regula la aplicación de las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC) en las entidades financieras españolas. Posteriormente, Anselmo Díaz precisó que la intención es permitir a las entidades que así lo deseen que no apliquen hasta junio la nueva regulación en sus cuentas públicas.

Los estados reservados, es decir, los que se envían mensualmente al Banco de España, deberán estar adaptados ya en mayo a las exigencias de la Circular. Con esta ampliación del plazo, el Banco de España pretende dar un mayor margen a las entidades para que se adapten perfectamente a una normativa que todavía está sin aprobar, pues faltan algunos aspectos de las NIC y también la Circular en su totalidad.

Datos más fiables

El Banco de España, que todavía ha de aprobar definitivamente esta prórroga, cree que no serán totalmente fiables los datos de las entidades hasta cinco o seis meses después de la entrada en vigor de la Circular.

De esta manera, el Banco de España pretende dar respuesta a las peticiones de las entidades, que no se han puesto de acuerdo en cuándo ha de entrar en vigor la Circular, si el 1 de enero para todos los efectos o únicamente para las cuentas públicas en un principio y para las reservadas más adelante.