Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barberá desbloqueará el suelo para el colegio de Russafa

El pleno aprueba una subida del 3,2% de las tasas municipales el año próximo

El barrio de Russafa, en Valencia, tendrá su colegio público en la calle Puerto Rico en 2012, según se comprometió ayer en el pleno municipal Ana Albert, la concejal delegada de Educación en el Gobierno de Rita Barberá. La presión de los tres partidos de la oposición -PSPV, Compromís y EU- y de los vecinos del barrio, que intervinieron en el pleno de ayer, surtió efecto. Un portavoz de la entidad vecinal Plataforma per Russafa reclamó al Consistorio que dé vía libre al certificado de disponibilidad de suelo, "que depende de ustedes". Valencia cedió al barrio el solar en 2009 pero no ha culminado todo el procedimiento. "El colegio debía estar construido hace 10 años", dijo el portavoz de EU, Amadeu Sanchis. "La demanda de este colegio era un clamor", añadió Consol Castillo, de Compromís. "Es uno de los casos más sangrantes", apostilló el socialista Félix Estrela.

El Gobierno local rechazó la moción conjunta de los tres grupos con el pretexto de que el problema estaba solucionado. "El Ayuntamiento ha cumplido con todo y el centro de Russafa será una realidad en 2012 y será un colegio público con seis unidades de infantil, doce de primaria y 450 plazas". Este barrio, de 25.000 habitantes, se ha visto obligado en los últimos 10 años a escolarizar fuera del distrito a 1.023 niños por la falta de plazas.

Otra cuestión polémica en el pleno de ayer fue la subida de las tasas municipales en 2012, que subirán el 3,2% para adecuarse al IPC. Compromís votó en contra porque si los salarios de los funcionarios que prestan su servicio están congelados, se debe hacer lo mismo con la tasa. EU y el PSPV se abstuvieron. El primero apostó por que no se aplicase la subida a las familias con peores rentas, mientras los socialistas pidieron que se estudiase la subida tasa a tasa. La subida se aprobó con los únicos votos favorables del PP.

El vicealcalde Alfonso Grau protagonizó con la socialista Isabel Dolz un ácido debate sobre la subida de la tasa de basuras y el sueldo de los trabajadores de las plantas de basuras. Grau echó la culpa de los sueldos a los gobiernos socialistas -este grupo constató que la subida de sueldos se ha concentrado en la etapa del PP, entre 2007 y 2011, sin embargo, anunció que se van a renegociar las condiciones de estos empleados.

A propuesta del PSPV, todos los grupos crearán una comisión que trabaje en una ordenanza que regule la práctica de la prostitución en la calle. Los vecinos de Velluters se mostraron a favor y un grupo de transexuales que ejercen esta actividad, en contra.

Una web en entredicho

"Si piensa que usted me va a crear un consejo de redacción de la web municipal; ya le digo que no", dijo ayer el vicealcalde Alfonso Grau en el pleno. El número dos contestó así de rotundo a la petición de la concejal de Compromís Pilar Soriano de que se regulase el uso de la página del Consistorio.

Soriano calificó de impresentable el uso partidista que hace el equipo de gobierno de la web. La edil les reprochó, por ejemplo, que se colgasen unas declaraciones de la alcaldesa, Rita Barberá, donde calificaba al nuevo Consell del "mejor Gobierno de España". O unas declaraciones de Grau donde cuestionaba si la diputada de Compromís Mònica Oltra era digna representante de los valencianos tras su participación en las protestas contra los derribos en El Cabanyal, en abril de 2010. U otras manifestaciones de Barberá, en las que la regidora reivindicaba "la fortaleza del PP"...

"¿Qué interés tiene para los vecinos lo que la alcaldesa piense de un partido político?", arremetió Soriano. La edil explicó que si es una cuestión de interés general la subida de la tasa de la basura pero la noticia se colgó de la web sin precisar que el incremento superaba el 200%. "Eso si parece una información relevante y ustedes no la dieron", dijo. Soriano acusó al gobierno local de usar de forma indebida los recursos públicos y por ello insistió en la necesidad de negociar el uso de la web.

"He leído su moción, la he escuchado y le sigo diciendo que no", replicó Grau. De fondo, la alcaldesa reiteró la negativa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de octubre de 2011

Más información