El mayor fondo chino niega que vaya a invertir 9.000 millones en las cajas

La Moncloa admite el error y mantiene que Pekín sigue interesado en el sector - El presidente Hu Jintao afirma que "la visita de Zapatero es un éxito"

El gran banco del mundo, China, va a socorrer a las cajas españolas en apuros, pero no en los términos que el miércoles avanzaron fuentes del Gobierno. En su tercer día de gira asiática, el presidente Zapatero aterrizó ayer en la ciudad de Sanya, en la isla china de Hainan, con la desagradable sorpresa de un desmentido. Corporación China de Inversiones (CIC, en sus siglas en inglés), el fondo que según el Ejecutivo planeaba invertir hasta 9.000 millones de euros en las cajas si le convencían las estimaciones de rentabilidad y estabilidad de la operación, aseguró que tal cosa no era cierta. "Las noticias no tienen fundamento y no se corresponden con la verdad", había declarado a Reuters un funcionario del ICC hablando bajo condición de anonimato. "Lo estamos considerando y no lo hemos decidido todavía", añadió.

Zapatero compara la economía española con un transatlántico
Más información
Rajoy dice que última frivolidad del Gobierno es un torpedo para la economía

Un portavoz del Gobierno admitió que habían cometido "un error de identificación" al señalar a CIC, y una imprudencia al adelantar una cantidad de dinero (9.000 millones, el 60% de lo que precisan las cajas) cuando según los fondos chinos la operación se encontraba en una fase de "estudios preliminares". El desmentido, además, ha coincidido con un repunte de la presión contra España en los mercados de deuda.

Las autoridades chinas van a enviar este mes a España a un equipo para evaluar sobre el terreno las posibilidades de inversión en el sector financiero, como ya han hecho los cataríes, que prometieron 300 millones para las cajas en apuros. Pero no quieren hablar aún de cifras porque nunca lo hacen sin saber antes cuánto pueden ganar.

Mientras el portavoz del Gobierno aclaraba el error, Zapatero saludaba en Sanya a las puertas de la reunión de Los Brics (los países emergentes de mayor crecimiento: Brasil, Rusia, India y China), al presidente chino Hu Jintao, quien calificó de "todo un éxito" la visita del mandatario español: "Ya es nuestro viejo amigo", dijo. Hu, según fuentes del Gobierno, se comprometió a favorecer el comercio con España para que fuera más equilibrado (ahora compra al país asiático siete veces más de lo que vende), a buscar acuerdos en materia de energías renovables, especialmente la eólica y la solar, y a tratar de impulsar el turismo a España. Durante el encuentro Zapatero no habló de derechos humanos.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Horas antes, en Singapur, segunda parada de la gira asiática, el presidente había animado a los principales fondos del país a invertir en infraestructuras y cajas españolas, que según dijo, estarían saneadas "en dos o tres meses". En ese encuentro, al presidente le tocó defender "las medidas sin parangón en los últimos 30 años" y también al euro, ante la pregunta de un inversor del país con la tercera renta per cápita más alta del mundo: "¿Por qué hay tanta resistencia a abandonarlo con las dificultades que da?".

Concluido el encuentro con 12 fondos de Singapur con capacidad para llevar 1,2 billones de dólares donde quisieran, el presidente se reunió con españoles residentes en el país a los que aseguró: "España es un poderoso transatlántico. Estad tranquilos", con la mala pata de que un día como ayer hace justo 99 años, el Titanic se estrellaba contra un iceberg.

Sobre la firma

Natalia Junquera

Reportera de la sección de España desde 2006. Los jueves publica una columna en Madrid, Kilómetro cero. Durante la semana comenta las redes sociales en Anatomía de Twitter y realiza entrevistas para la serie Conversaciones a la contra. Especialista en memoria histórica, ha escrito dos libros, Valientes y Vidas Robadas (Aguilar).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS