Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspende pagos la constructora de la plaza de España de Ferrol

La eterna remodelación de la plaza de España de Ferrol, en obras desde 2002, tropezó ayer con su enésimo escollo. La empresa Varela Villamor SL, adjudicataria de la última fase de la urbanización en superficie, entró en concurso de acreedores y suspendió los pagos a la plantilla cuando restaba apenas un mes para concluir la actuación.

La mayor parte de la superficie de la plaza se inauguró en marzo de 2010, después de ocho años de obras y controversias, que comenzaron con la retirada de la estatua ecuestre de Franco que presidía la entrada a la ciudad. No obstante, quedó pendiente de urbanizar el 10% de la superficie, un espacio de 1.200 metros habilitado como entrada a un gimnasio municipal en los sótanos de la plaza que no se llegó a construir. El centro deportivo fue proyectado por el PP en el mandato anterior, pero una vez en la oposición, se opuso dos veces a su construcción. El Gobierno socialista de Vicente Irisarri, en minoría, no pudo aprobar el proyecto por falta de apoyos.

El último tramo de la obra se adjudicó en septiembre del 2010 por 600.757 euros como solución improvisada para tapar la entrada al gimnasio. Irisarri, que planeaba reabrir toda la plaza el próximo 19 de marzo, admitió ayer que la situación legal de la empresa complica el final de una obra "avanzadísima" y todavía sin fecha final. El Gobierno ferrolano y la dirección de la subcontrata se reunirán la semana próxima para buscar una "fórmula" que permita concluir la obra "en el menor plazo posible".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de febrero de 2011