Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÚTBOL | 16ª jornada de Liga

"El club debe defender al equipo"

Mourinho pide a los dirigentes del Madrid que combatan los fallos de los árbitros

El árbitro Carlos Clos Gómez, famoso por activar una sanción a Pep Guardiola, el entrenador del Barcelona, que hace unos meses le llamó "mentiroso", hizo un trabajo mediocre. Nada nuevo. Sus errores forman parte del panorama de la Liga, en la que la incompetencia de los jueces es corriente. Sin embargo, Clos sirvió ayer de excusa a José Mourinho para desplegar una sobreactuación cuyo primer efecto fue evitar comentar el pésimo juego del Madrid frente al Sevilla.

"El partido no existió", zanjó Mouriho antes de insinuar que el torneo está desvirtuado por una oscura conspiración que instrumentaliza a los colegiados en contra del Madrid y a favor del Barça. En este último punto, hizo un esfuerzo para que Jorge Valdano, el director general, se sintiera aludido y denunció que el aparato burocrático del club se cruza de brazos en vez de emprender una guerra institucional: "Si nadie quiere defender al equipo de los errores arbitrales y prefiere esconderse detrás del entrenador que da la cara y detrás de un equipo que da la cara como la damos nosotros, ¡perfecto!".

"¿Qué partido quieren que comente? Tengo una lista con 13 graves errores del colegiado"

MÁS INFORMACIÓN

Valdano acababa de hablar en Canal+. "El partido ha superado al árbitro", dijo, "pero en el Madrid no hablamos de los árbitros". En este sentido, el dirigente siguió el rumbo trazado por el presidente, Florentino Pérez, que siempre ha dicho que, por tradición, el Madrid debe evitar el victimismo. Contrastó con el presidente del Sevilla, José María del Nido, que se quejó de las presiones que recibió el colegiado: "Nunca he visto tantas confabulaciones para presionar al árbitro".

Mourinho se manifestó en la misma línea excitada que Del Nido cuando se presentó ante los medios con un folio con el membrete y el escudo del club. Lo esgrimió al borde del paroxismo: "¿Qué partido quieren que comente? Me acaban de dar una lista con 13 errores graves. Estoy un poco cansado de que quieran que sea yo el que ataque al árbitro y defienda a mi equipo de todos estos errores. Y mi equipo tiene que ser defendido porque merece ser defendido. Y, si cojo esta lista de errores, la historia es siempre la misma: suspensión a Mourinho y todo lo demás".

Pareció Mourinho pedir a Valdano que sea él quien combata a los árbitros amparándose en su posición institucional. "Tenemos un club, una estructura, un organigrama...", dijo el portugués en una conferencia que se limitó casi a un soliloquio y admitió un número muy restringido de preguntas de los periodistas. "Y yo quiero que la gente defienda a mi equipo", prosiguió; "no solo yo. Porque tengo un equipo de otro mundo con un carácter de otro mundo. Hoy, sin algunos jugadores importantes, con todo lo que ha pasado, haber conseguido lo que parecía imposible, que es ganar los tres puntos... Pero no me pidan comentar el partido porque el partido no ha existido".

"Prefiero pedir una reunión con el presidente", dijo, "si el presidente es el número uno y puedo hablar con el número uno, si me llevo muy bien con él, si tenemos una relación muy cercana, si hablamos todas las semanas..., ¿por qué no tener una conversación muy abierta con él? Yo quiero defender al Madrid y a mi equipo, pero, si cojo esta lista de errores arbitrales y los esgrimo, la jornada que viene no estoy en el banquillo, no estoy con mi gente y con mis jugadores, no hago mi trabajo y no puedo ayudar al Madrid".

Mourinho insinuó que hay una conspiración contra el Madrid y recordó la campaña que organizó en 2006 el ex director de Comunicación del club, Antonio García Ferreras, que, jornada a jornada, hizo listas de "los errores capitales" del arbitraje. "Hoy se han creado las condiciones perfectas para aumentar la distancia de dos puntos que nos saca el Barça", resaltó; "se inició esta gran posibilidad en Zaragoza, donde nos dejaron sin dos jugadores, Xabi y Marcelo, prácticamente por nada. Y lo que ha ocurrido hoy supone una gran frustración para quien quería que estuviéramos a cuatro o cinco puntos".

Como ocurre en estos casos, los jugadores salieron del vestuario tan exaltados como Mourinho. El imperturbable Pedro León estaba inflamado contra Del Nido: "¿Que presionamos? ¡Joder! ¡Cuando no presionemos, nos quitan todos los puntos!". El capitán, Casillas, se incorporó al coro: "El árbitro no estuvo a la altura". Arbeloa le siguió: "No me gusta hablar de los colegiados, pero hoy ha sido muy protagonista. A veces vienen a hacerse los héroes. Parece que, si sacan muchas tarjetas aquí, tienen más personalidad; que, si echan a uno del Madrid, son mejores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de diciembre de 2010