Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Expertos animan a reiniciar las promociones de casas pese al 'stock'

El sector vaticina que los precios dejarán de bajar y se estabilizarán

El sector inmobiliario vive en la encrucijada tras ser duramente golpeado por la crisis económica. El estancamiento de las ventas y la existencia de un importante stock de viviendas invendidas ha motivado el parón de la actividad y apenas se inician nuevas promociones.

El último Pulsímetro Inmobiliario que elabora el Instituto de Práctica Empresarial (IPE) viene a aportar una nueva perspectiva y alerta del riesgo de que si se prolonga esta inactividad no existan viviendas nuevas en el mercado dentro de dos o tres años. El director de la cátedra inmobiliaria, José Antonio Pérez, concluye que "sería necesario desde este momento iniciar el desarrollo de nuevos proyectos inmobiliarios, de tal forma que se evite un nuevo colapso de la demanda en 2012-13, ante la falta de producto disponible en determinadas zonas y para diseños específicos".

El estudio alerta del riesgo de que no haya viviendas nuevas en tres años

Ante la actual coyuntura, la propuesta puede sonar chirriante para algunos, pero el presidente del IPE, Marcial Bellido, recuerda que "es ahora, cuando los niveles de actividad alcanzan sus niveles más bajos, justo el momento en el que preparar le reactivación futura". Además, el IPE recuerda que las actuaciones que requieran de elaboración previa de planeamiento urbanístico necesitan mucho tiempo.

El IPE cree que durante el año 2011 se producirá una importante reducción de la reserva de viviendas, aunque en sus estimaciones aún quedarían sin vender más de 60.000 casas en Andalucía, y es que este centro calcula que en 2009 llegó a acumularse en las oficinas de venta inmobiliarias más de 120.000 casas. El Ministerio de Fomento cifra la reserva andaluza en unas 109.000 viviendas, mientras que la Consejería de Obras Públicas, que elaboró un censo de casas invendidas con identificación de cada una de ellas e información suministrada por los promotores la calculó en algo más de 60.000.

La mayoría de las viviendas invendidas están diseñadas como promociones de segunda residencia, para las que el IPE propone campañas específicas de promoción en el extranjero para recuperar mercados que se han perdido y en las que se den garantías de seguridad y confianza. Los promotores suelen quejarse de que las informaciones sobre los problemas de legalidad de muchas promociones y de ciertos casos de corrupción urbanística han sido un factor disuasorio para potenciales compradores extranjeros.

El Pulsímetro Inmobiliario vaticina que los precios de las viviendas empiezan a estabilizarse y que no continuará la carrera a la baja habida en los dos últimos años, aunque apunta que puntualmente si puede haber aún importantes descuentos en determinadas promociones que son propiedad de entidades financieras que disponen de márgenes para abaratarlas y que se pueden permitir además restringir los créditos para la compra de casas a otros propietarios.

También Analistas Económicos de Andalucía estima que los precios apenas bajarán más, aunque "previsiblemente se mantendrán estancados durante un tiempo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de diciembre de 2010