Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Amor y odio con el diferente

Una exposición repasa la visión de Oriente en el tebeo

Entre la imagen que se daba de los árabes en El Capitán Trueno y la que aparece en las páginas de una novela gráfica como Palestina. En la franja de Gaza han pasado mucho más que 50 años. Ha sido todo un viaje de conocimiento. Desde la atracción hasta alcanzar un mayor entendimiento y humanización por parte de Occidente. En Palestina el periodista y autor de tebeos Joe Sacco reflejó a los palestinos como casi nunca habían aparecido antes: una sociedad civilizada, ordenada, organizada; con valores y estructuras propios. Pero para saltar tantas barreras mentales y llegar a una historia como la que cuenta Sacco, han hecho falta más de medio siglo de viñetas y onomatopeyas.

Esta odisea se refleja en la exposición De Saladino a Sherezade: Oriente en el cómic, abierta hasta el 8 de octubre en el Teatro Cómico Principal de Córdoba. La muestra forma parte del festival de arte joven Eutopía y está organizada por Casa Árabe. Su comisario es Carles Figuerola, profesor de Periodismo de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona.

La muestra reúne en Córdoba obras publicadas desde la Guerra Civil

¿Qué idea del mundo oriental se asoma en las páginas de los tebeos a lo largo de la historia? "Hay una dualidad. Por una parte, hay una imagen fantástica del mundo árabe y oriental, influenciada por los novelistas y artistas románticos del siglo XIX. Un mundo de belleza, riqueza, placer, lujuria... que nos presenta al árabe seductor y aventurero", explica Figuerola. "Pero por otra parte, lo más frecuente es ofrecer una visión negativa, influenciada por las guerras coloniales de los siglos XIX y XX, que nos presenta a un árabe traidor, desconfiado, cruel, traficante, fanático. Es una historia de amor y odio", añade.

A diferencia de la mayoría de los cómics actuales, las inexactitudes eran comunes en el pasado. "Los anacronismos históricos son muy frecuentes, se confunden unas cruzadas con otras, se coloca en el mismo saco a los persas, los turcos y los árabes. Especialmente en el cómic español de aventuras de los años 40 y 50 y también en el americano", añade.

La exposición recorre visiones muy distintas del mundo oriental. Desde el espacio exterior, con las aventuras del rubio Flash Gordon contra el pérfido emperador Ming a los fantásticos The 99, la aproximación al universo de los superhéroes estadounidenses que han hecho los mismos árabes. "Hemos limitado la exposición a los materiales publicados (originales y traducciones) en España, desde la Guerra Civil hasta hoy", añade.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de octubre de 2010