Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
arte

Se venden obras maestras falsas del arte universal

Desarticulada una red italiana que subastó 'online' 500 copias

Guido Reni, Matisse, Magritte, Burri, Fontana, De Chirico, Guttuso, Gentilini, Boccioni... Estos cotizados artistas, y muchos más, formaban parte de un surtido catálogo de arte antiguo y contemporáneo en Internet desmantelado ayer por los carabineros italianos. Una red formada por una docena de falsificadores y galeristas virtuales ha sido acusada por los jueces de sacar a subasta en la Red más de 500 obras falsas atribuidas a grandes artistas.

La Brigada para la Defensa del patrimonio cultural detectó la estafa comparando las fotos de las obras expuestas en las webs de subastas con los archivos y la ayuda de varios historiadores del arte, según informó ayer la agencia Ansa. No ha trascendido el número de coleccionistas internautas que picaron el anzuelo, pero se sabe que hay 12 personas denunciadas por falsificación y comercialización ilegal de obras de arte en la red.

Los carabineros encontraron pinturas de Matisse, Magritte o De Chirico

Los compradores adquirían pinturas, dibujos, obras gráficas y litografías a buen precio y, según los investigadores, de buena fe, convencidos quizá de que la crisis suele ofrecer mejores oportunidades en el mercado del arte. Los anuncios estaban colocados en páginas especializadas y prestigiosas, disfrazados de ofertas de segunda mano colgadas por vendedores individuales. Pero tras la apariencia del contacto persona a persona había un sofisticado equipo de falsificadores muy puesto en los secretos de la venta en línea.

Los controles de los carabineros, realizados por orden de las fiscalías de Roma, Palermo y Siena, han durado un año y medio. Gracias a los rastros informáticos dejados por los vendedores y los compradores, llegaron hasta los falsificadores y recuperaron todas las obras subastadas. Entre ellas, hay dos pinturas antiguas, un San Giovannino falsamente atribuido a Guido Reni, que salió a la venta en 300.000 euros, y una obra, al parecer auténtica, de Teofilo Patini, vendida en 600.000 euros y proveniente de un robo. Los falsos, que seguían los estilos y la técnica de los diferentes artistas, han sido definidos por los expertos como de "alta calidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de agosto de 2010