Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat cambiará los coches oficiales Volvo por Ford

El Gobierno valenciano tiene previsto ajustar la flota de coches oficiales a la coyuntura de crisis económica. Así, tras haber prorrogado el contrato de leasing que tenía la Generalitat con la firma sueca Volvo, el Consell ha decidido renovar el parque automovilístico que asiste a los consejeros y altos cargos de la Generalitat con vehículos Ford del modelo Mondeo.

La decisión de sustituir los vehículos Volvo por otros de la marca Ford no provoca entusiasmo entre los miembros del Gabinete que preside Francisco Camps, aunque se asume que, dada la necesidad de cambiar los coches por el elevado kilometraje que arrastran, es necesario tomar una decisión acorde con la situación de crisis económica.

La medida pretende reforzar, también, la apuesta de la Generalitat por la multinacional norteamericana del óvalo, instalada en la localidad de Almussafes desde la década de los setenta y que ha decidido apostar por los coches híbridos y eléctricos en su planta valenciana.

La decisión no afecta, en principio, al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, que mantendrá los vehículos de la marca Audi que utiliza habitualmente desde hace años en sus desplazamientos oficiales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de junio de 2010