Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rescatada una patera en Tarifa con 49 inmigrantes

Siete embarazadas y siete niños viajaban en la embarcación

Miembros de Salvamento Marítimo y de la Guardia Civil rescataron ayer a 49 inmigrantes de origen subsahariano que estaban en una patera a la deriva en aguas del Estrecho de Gibraltar, próximas a Tarifa (Cádiz). En la embarcación viajaban siete niños, de entre tres y seis años, y siete embarazadas. En total, los efectivos rescataron a 20 hombres y 22 mujeres.

El rescate de la embarcación con los inmigrantes se produjo tras las llamadas recibidas por el servicio de Emergencias 112 que los propios inmigrantes realizaron ante la situación de emergencia que sufrían en la patera, al quedar a la deriva a unas tres millas al suroeste de Punta Camarinal, próximo a Tarifa.

El Centro Zonal de Salvamento Marítimo tarifeño había activado la búsqueda de la expedición clandestina, y envió a la zona la embarcación Salvamar Alkaid y el helicóptero Helimer 209. Tras ser localizada a través del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE), la embarcación fue remolcada hasta el puerto de Tarifa, adonde llegó a las 10.30. Una vez en tierra, voluntarios de Cruz Roja atendieron a los inmigrantes que presentaban síntomas de hipotermia. Cuatro de las siete mujeres embarazadas fueron trasladadas al hospital Punta Europa de Algeciras (Cádiz) mientras que los varones y niños fueron trasladados a la comisaría algecireña.

Por otra parte, Abdoulaye Kone, el joven de 20 años que falleció el lunes tras caerse de los bajos de un camión en la autopista de peaje, a la altura de Manilva (Málaga), había solicitado asilo político en España. Según la Comisión de Ayuda al Refugiado (CEAR) huyó de Costa de Marfil para evitar ser reclutado como niño soldado. El joven residía en un Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Ceuta y había denunciado en los juzgados de la ciudad que la Delegación del Gobierno le impedía desplazarse hasta la península. Según amigos de la víctima, en los últimos días intensificó sus intentos porque estaba a punto de caducarle la tarjeta que le habían dado al pedir asilo político.

La Delegación del Gobierno en Ceuta precisó ayer a Efe que la conocida "tarjeta amarilla" que entregan a los solicitantes de asilo no tiene efectos acreditativos y sólo sirve para que la policía tenga constancia de la situación de la persona que la lleva, si es detenida por las calles. El Defensor del Pueblo ha abierto una investigación para esclarecer si se respetaron sus derechos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de mayo de 2010