Griñán apuesta por el portugués como segunda lengua optativa en Secundaria

La implantación de la medida tardará cinco años por la falta de profesores

No hay ningún convenio firmado, ni tampoco un plan detallado de actuación, pero el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, propuso ayer que el portugués sea la segunda lengua optativa que se ofrezca en los centros andaluces de enseñanza secundaria, tras el inglés. Esta propuesta se la comunicó al presidente de la República Portuguesa, el conservador Aníbal Cavaco Silva, tras una entrevista de menos de media hora en la residencia del jefe del Estado en el palacio de Belém, en su segunda jornada de visita oficial de tres días a Portugal.

Griñán mantuvo también un encuentro "muy cordial" con el primer ministro, el socialista José Sócrates, de carácter más protocolario que de contenido en el que se abordó la situación económica actual, como en la mayoría de las reuniones, y de la que Griñán desveló la "pasión" de Sócrates por los proyectos "del coche eléctrico", cuya viabilidad se estudiará en las ciudades de Sevilla, Madrid y Barcelona.

La implantación del portugués en los centros de secundaria de Andalucía es un proyecto a largo plazo ya que, según los cálculos de Griñán, será necesario entre cuatro y cinco años para que esta opción se pueda ofrecer a todos los estudiantes, porque no hay profesorado preparado para impartir este idioma. La propuesta, además, parte casi de cero en el caso de Andalucía, porque ahora apenas media docena de colegios de Huelva, provincia fronteriza con Portugal, enseñan el portugués como segunda lengua optativa. Lo contrario ocurre en el país vecino, donde según datos del Ministerio de Educación luso, 60.000 alumnos cursan el español como segunda lengua.

"Es un pecado no hablar portugués y pido disculpas porque no lo hablo", dijo un Griñán entusiasmado con su propuesta, durante el almuerzo mantenido con empresarios andaluces y portugueses organizado por Extenda, la agencia andaluza de promoción exterior, en el que llegó a proclamar: "Amo profundamente Portugal, tengo una sensación de dèjá vu (ya visto)". Al margen de sus confesiones intimistas, Griñán subrayó que "las relaciones económicas se hacen más fructíferas cuando se comparte la misma lengua".

Para los empresarios de Andalucía, Portugal es una "oportunidad cierta y real" de negocios, según destacó el presidente de la patronal andaluza, Santiago Herrero, quien apuntó la presencia cada vez mayor de las firmas del sector tecnológico y del "sentimiento ibérico" que existe entre las empresas. Un millar de sociedades andaluzas exportan regularmente al otro lado de la frontera y Portugal es el tercer destino mundial de las exportaciones de la comunidad, con una cifra que el pasado año fue de algo más de 1.400 millones de euros.

Retraso en la concertación

El presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Santiago Herrero, suscribió ayer las quejas del líder de CC OO, Francisco Carbonero, por el "retraso" en la aplicación de las medidas contempladas en el Acuerdo de Concertación Social. También destacó la "falta" de contactos institucionales, un descontento que comparte ese sindicato.

El Gobierno andaluz intentará solventar estos reproches el próximo lunes, día en el que ha convocado una reunión de los consejeros de Economía y de Empleo con los máximos representantes sindicales y de la patronal.

Herrero afirmó que el pacto de concertación requiere aplicar medidas de manera paulatina "pero con decisión", aseguró que la Junta está ahora dedicada "a otros temas", y que la "muy grave" situación económica requiere actuaciones "con valentía, se desgasten o no los gobiernos". A la pregunta de si el anterior Gobierno de Manuel Chaves era más sensible a sus peticiones que el de Griñán, respondió: "Siempre me he sentido perfectamente atendido y mal respondido".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 07 de mayo de 2010.

Lo más visto en...

Top 50