Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GP de la República Checa

Montar la horquilla, sacar al mecánico

Una vez que finalice la carrera de MotoGP de mañana, los equipos se quedarán en el circuito de Brno porque el lunes realizarán una sesión de ensayos. La mayoría probará piezas nuevas y, más allá de los tiempos que registren unos y otros, casi todos estarán pendientes de Dani Pedrosa. Entre los distintos componentes que quiere probar ese día el español, hay uno que destaca sobre todos: la horquilla delantera.

Las motos de Pedrosa y Andrea Dovizioso, los dos pilotos oficiales de Honda, equipan suspensiones de la marca Showa. El lunes, el catalán también realizará unas vueltas con muelles Öhlins, la firma que emplea, entre otros, el equipo Yamaha.

Para que esta prueba pueda llevarse a cabo, el mecánico de Showa que tiene asignado Pedrosa (Manuel Olivencia) tendrá que salir del taller. "El equipo ha decidido probar esta nueva horquilla para ver si con ella vamos mejor", confirmó ayer el motociclista.

El antecedente de Doohan

Este escenario evoca una escena del pasado. En unos entrenamientos realizados en 1998 en el circuito de Eastern Creek, Mick Doohan probó en su Honda NSR unos muelles Öhlins cuando, por contrato, debía correr con los Showa.

Como la sesión fue de lo más satisfactoria, Doohan decidió que quería correr la siguiente carrera, el Gran Premio de Malaisia, con esas horquillas que tan buenas sensaciones le habían transmitido. Sus mecánicos tunearon la pieza nueva para que se asemejara al modelo de Showa y pintaron la tija de color plateado porque la de Öhlins era dorada y aún lo es a día de hoy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de agosto de 2009