Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:33ª jornada de Liga

"Hay días para estar contentos"

Guardiola celebra el punto sumado ante un rival "maravilloso al contraataque"

¿Dejó escapar dos puntos el Barça en Mestalla? ¿Estaría su técnico, Pep Guardiola, de buen humor? ¿Se mostraría Unai Emery exultante ante la exhibición táctica del Valencia? ¿O apenado porque mereció más? "Hay días en que uno está más contento que otros y éste es uno de ellos. No tengo ninguna queja", así despejó Guardiola toda duda. "Estamos satisfechos a medias porque queríamos ganar. Si el resultado es justo o no, que lo decida cada uno". Así resolvió Emery el debate. Los dos técnicos alabaron el trabajo de sus futbolistas y se deshicieron en elogios mutuamente.

Guardiola felicitó al rival, "un equipo maravilloso al contraataque". El técnico azulgrana reconoció que a su equipo le costó. Esperaba a un Valencia como el de ayer. Con extremos que aprietan a los centrales, algo poco habitual en esta Liga. Nos ha costado más salir desde atrás". Y asumió como inevitable las numerosas pérdidas de balón de los suyos: "En el fútbol hay uno que juega y otro que intenta evitarlo. El hecho de que se pierdan balones puede ocurrir. Nadie ha visto a un equipo que saliera a defender el 0-0 desde el inicio". Y siguieron las flores, como pocas veces antes había recibido el Valencia este curso: "Estamos hablando de un equipo muy bueno. Han sido valientes jugando. Pablo ha realizado una gran jugada. Y ante jugadores como Mata, Villa o Silva cualquier error penaliza. A la contra, hacen mucho daño. El balón era lo único que no podíamos perder". Lo recuperaron en el segundo tiempo. Encontraron la profundidad deseada con Henry. Y el gol.

Emery: "Se ha hecho todo, salvo lo último y los más importante, que era ganar"

Y Guardiola respiró: "Hemos estado preparando la semana más importante del año. Esta semana nos jugamos la Liga, la Champions. A partir de ahora ya pensamos en los ingleses". Ha subido un escalón más. Y ahora, ¿pendiente del Madrid? "Ellos jugarán mañana. No sé ni si tenemos tiempo de ver el partido teniendo al Chelsea tan cerca. Tenemos que alimentarnos bien, comer bien, descansar bien".

El descanso será necesario. El desgaste fue inmenso. Lo reconoció el central del Valencia, Albiol, tras el encuentro: "Estábamos todos en el vestuario con hielo. Estamos tiesos".

Había dicho Baraja que, para ganar al Barça, el Valencia debía hacer un partido perfecto. Rozó la perfección. Pero la satisfacción no fue plena. "Se ha hecho todo, salvo lo último y lo más importante, que era ganar", insistió Emery, que se resistía a dar por bueno el empate. Como no se ganó, encontró alivio en el juego: "Debemos buscar más objetivos. Si el público ha disfrutado con sus jugadores, creo que hemos conseguido también un buen objetivo". Para ganar al Barcelona debe hacerse un trabajo "muy grande", explicó. "El equipo ha hecho ese trabajo, ha intentado que no jugasen el balón desde atrás. Los tres puntos estaban cerca. La única opción para que no marcaran o empataran era conseguir el tercer gol, pero ellos han apretado, nos han dado poco margen. A mí me habría gustado que hubiésemos llegado más a su portería. Quería más presencia ofensiva, pero la intensidad del partido nos ha obligado a jugar más atrás y al contragolpe". ¿Y qué hay de una defensa que ha sido criticada duramente esta campaña, una de las que más ha encajado en la historia reciente del Valencia? El Barcelona tiene jugadores desequilibrantes. Queríamos mantener una presión constante sobre esos jugadores. Y la hemos aguantado tanto como hemos podido".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de abril de 2009