Consternación en el PP vigués por la muerte de Ángel Latas

El joven político vigués Ángel Latas Parada, de 32 años, ex presidente local de Nuevas Generaciones y asesor del Grupo Popular, fue encontrado muerto en su domicilio el domingo por la noche. Latas iba a ocupar en breve la vacante de Corina Porro en el Senado. La noticia de su inesperada muerte fue recibida con estupefacción y gran consternación en el grupo popular del Ayuntamiento de Vigo y, por extensión, por toda la corporación municipal.

Ángel Latas desempeñaba el cargo de vicesecretario del comité ejecutivo del PP en Vigo. Comenzó a colaborar con el PP cuando tenía 16 años. Entre 2000 y 2008 fue presidente local de Nuevas Generaciones. Se había licenciado en Económicas y tenía un máster en Administración de Empresas. Cuando accedió a la alcaldía de Vigo en 2004, Corina Porro le incorporó a su equipo de asesores, donde siguió en el actual mandato.

Vacante en el Senado

Porro ha mostrado en estos años un especial interés en la promoción política de Latas, al que, aparte de su contrastada y temprana dedicación al PP, consideraba una persona muy trabajadora y sacrificada. Se mostraba muy contenta de que ocupara su vacante de senadora. El propio Latas, suplente en la candidatura popular al Senado por Pontevedra, también había expresado su alegría por continuar la labor de su "madrina", ayer totalmente conmocionada. Será una de las otras dos suplentes, María Paz Lago Martínez o María Paz Pérez Asorey, quien ocupe el escaño.

Latas, soltero, vivía solo en un piso de la calle Churruca. El viernes trabajó con normalidad en el Ayuntamiento y el domingo por la noche, sus familiares, inquietos por no obtener respuesta a las llamadas telefónicas que le hacían, acudieron a la policía para abrir la vivienda y encontraron el cadáver. Hoy será enterrado en A Cañiza, su localidad natal.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS