Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
patrimonio

La Guardia Civil renueva sus sospechas sobre Odyssey

La Guardia Civil sospecha, según difundió ayer la agencia Efe, que la compañía estadounidense Odyssey Marine Exploration esconde en un almacén de Gibraltar diversas piezas arqueológicas que podrían pertenecer al tesoro de 500.000 monedas de oro que la empresa descubrió en 2007 y que España reclama.

Pues bien, los agentes de la Guardia Civil no tienen que sospechar nada. Están en lo cierto. La empresa nunca ha negado este extremo.

La compañía confirmó ayer que un pequeño número de piezas rescatadas todavía están en Gibraltar en un almacén de depósito y que éstas no tienen mucho valor económico aunque sí arqueológico. Se trata de piezas de un sextante, cerámicas y otros artículos de la época que podrían proporcionar información relevante sobre el pecio rescatado. España cree que se trata de La Mercedes, un barco hundido por la flota inglesa en 1804. Para Odyssey ésa es sólo la hipótesis más probable.

La compañía ha señalado varias veces al juez que lleva el caso en Tampa y que enfrenta a España y a la empresa por los derechos del pecio y su carga, que aún quedan en Gibraltar algunas piezas que podrían deteriorarse si no son transportadas convenientemente a Estados Unidos como el resto de las monedas para su conservación. Ayer, incluso, la empresa remitió a un artículo del Gibraltar Chronicle del 9 de agosto de 2007 (tres meses después de que la empresa anunciase su hallazgo) en el que un portavoz de Odyssey hablaba sobre estas piezas y la necesidad de llevarlas lo antes posible a Estados Unidos. También señaló que ha proporcionado fotografías e información al Gobierno español y que éste conoce de la existencia de todas esas piezas que están todavía en Gibraltar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de agosto de 2008