_
_
_
_
Reportaje:Fórmula 1 | Gran Premio de Canadá

Primera 'pole' de Hamilton

El británico bate a Alonso en el último suspiro y los Ferrari se ven superados incluso por Heidfeld

Estaba anunciado y sólo se trataba de saber cuándo y dónde se produciría. Se sabía que, un día u otro, Lewis Hamilton iba a lograr su primera pole position. Pero pocos esperaban que fuera tan pronto. El circuito Gilles Villeneuve, de Montreal, no parecía el lugar más adecuado porque el británico no había corrido nunca en él. Sin embargo, Hamilton es de los que creen que las estadísticas están ahí para romperse. Ya lo ha hecho varias veces esta temporada: cuando se convirtió en el primer piloto de la historia de la fórmula 1 que subió al podio en sus tres primeras carreras y cuando se convirtió en el más joven en lograr el liderato del Mundial en su debú. Y ayer, sí, se anotó su primera pole en el sitio más insospechado.

"Nunca seré en McLaren lo que Barrichello en Ferrari, un 'número dos", advierte Hamilton

Se la arrebató a Fernando Alonso en el último suspiro, cuando el cronómetro de la tercera y última tanda de la clasificación marcaba ya el cero. Sólo los que estaban concluyendo su vuelta tenían posibilidades. Hamilton sacó algo más de cuatro décimas de segundo al español. Y Alonso estaba marcando mejores cronos que su compañero de McLaren-Mercedes hasta el último tercio del trazado. Sin embargo, en la décima curva, la más cerrada, Alonso se fue largo: perdió tres décimas y sus opciones.

"Después", declaró Alonso, "decidí no arriesgarme en la chicane para evitar problemas. Salgo en la primera línea y creo que he demostrado una gran regularidad. Eso es lo que realmente me importa: segundo en Montmeló, pole en Montecarlo y segundo aquí. El coche funciona muy bien y la carrera es muy larga. Creo que tengo posibilidades de ganar y lo voy a intentar con todas mis fuerzas".

No es la situación más deseada para Alonso. Y menos teniendo en cuenta toda la polémica que se ha desatado tras las declaraciones de Hamilton en Montecarlo y la posterior investigación frustrada de la FIA. Alonso parecía estar marcando el territorio en Canadá. Había puesto bajo presión al británico en su box con una postura hostil que le demostraba su disconformidad con su actitud y en la pista marcando los mejores tiempos. Pero la pole de Hamilton significa que es capaz de manejar bien la tensión. Y eso le convierte en más peligroso todavía. Por si alguien lo dudaba, ahí quedan sus manifestaciones a la prensa de su país: "Nunca seré en McLaren lo que Rubens Barrichello en Ferrari. No me conformo con ser un número dos. Si veo que es así, no estaré mucho tiempo. Me iré".

"¿Qué espera de Hamilton en la salida?", le preguntaron a Alonso. Y el asturiano, con una sonrisa y evidente ironía, respondió: "Déjame pasar en la primera curva y podrás comprobar cómo se gestiona la carrera". Luego, retomando ya un tono más serio, agregó: "No es lo mismo cuando a tu lado tienes a tu compañero de equipo. Sin duda, intentaré adelantarle si hay una posibilidad. Pero sin tomar grandes riesgos. Mi objetivo es ganar el título en Brasil y no aquí. Para ello es indispensable puntuar en todas las carreras. Si gano ocho puntos en Canadá, pueden resultar cruciales al final".

La batalla entre los dos pilotos de McLaren focaliza la atención. Sin embargo, no pasaron inadvertidos los malos resultados de Ferrari, que permitió que el BMW Sauber de Nick Heidfeld se colara entre ellos y las dos balas plateadas, aparentemente con el depósito casi vacío. "Tuvimos problemas con el tren trasero. Necesitábamos más agarre", dijo Felipe Massa, que saldrá en la tercera línea tras lograr sólo el quinto mejor tiempo. Kimi Raikkonen fue cuarto.

"Lo que esto demuestra", concluyó Alonso, "es que estamos mejor que Ferrari, que somos más fuertes. Todos esperaban una reacción suya aquí y en Indinápolis. No se ha producido".

Fernando Alonso y Lewis Hamilton
Fernando Alonso y Lewis HamiltonASSOCIATED PRESS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_