Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

HEWITT Y EL PRÍNCIPE ENRIQUE

Las espléndidas fotografías del príncipe Enrique de Inglaterra, publicadas la semana pasada al cumplir éste 18 años, han tenido una consecuencia inesperada: han disparado los viejos rumores de que Enrique es hijo ilegítimo de Diana y el ex oficial James Hewitt, el primer hombre que la consoló cuando el matrimonio de los príncipes de Gales era ya un fracaso a ojos vista. Hace ya tiempo que las malas lenguas dicen que Enrique es 'hijo del lechero': ha heredado pocos rasgos de su madre, Diana, y prácticamente ninguno de su padre, Carlos de Inglaterra. El hecho de que sea o no ilegítimo no es un asunto banal porque es tercero en la línea de sucesión, tras su padre y su hermano Guillermo. Si algo le pasara a Guillermo antes de tener descendencia, Enrique sería algún día rey de Inglaterra. La intensidad de los rumores es tal que el presunto padre carnal del príncipe Enrique ha tenido que desmentirlos en una entrevista publicada en el dominical Sunday Mirror. 'Cuando conocí a Diana, Enrique ya había aprendido a andar. No hay ninguna posibilidad de que yo sea su padre', asegura Hewitt. James Hewitt, que fue expulsado del Ejército porque Diana estaba casada cuando fue su amante, es muy poco popular en el Reino Unido. Admite, sin embargo, que es sorprendente el parecido entre el príncipe Enrique y él mismo cuando tenía 18 años.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de septiembre de 2002