Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | Segunda División

El Betis gana con comodidad

Los verdiblancos se imponen a domicilio al Sporting con más facilidad de la prevista

El Betis salvó con más comodidad de la prevista uno de sus últimos obstáculos para volver a Primera División. Toda la cháchara sobre las primas que podía recibir el Sporting se diluyó ante las limitaciones del equipo gijonés y, sobre todo, su orfandad en la portería. Con los dos guardametas titulares lesionados, al joven Bruno le vino muy grande el partido, sobre todo, porque enfrente estaba Amato, uno de esos delanteros que no llaman dos veces. El argentino resolvió con dos cabezazos un partido igualado, que curiosamente se decantó al quedarse el Betis con diez por expulsión de Belenguer.

La salida del Sporting dio a entender que el Betis lo iba a pasar mal. Pero los locales no aprovecharon sus primeras llegadas al área y encajaron un gol en una obra de precisión de Denilson, que le puso el balón a Amato en la cabeza desde unos 30 metros. Fue un mazazo para el Sporting y para su guardameta Bruno, que finalmente tuvo que jugar por los problemas físicos de Valencia, al que el técnico sportinguista intentó recuperar hasta el último momento.

SPORTING 1| BETIS 2

Sporting: Bruno; Pablo Fernández (Pablo Álvarez, m. 70), Isma, Pablo Amo, Graff; Samuel, Juan (Lozano, m. 89); Alberto, Lediakhov, Tcherishev (Soto, m. 74); y Manel. Betis: Prats; Merino, Belenguer, Rivas, Luis Fernández; Castaño, Capi (César, m. 74); Amato (Cuéllar, m. 83). Goles: 0-1. M. 8. Amato, de cabeza. 1-1. M. 28. Manel, a pase de Therishev. 1-2. M. 59. Cabezazo de Amato a centro de Joaquín. Árbitro: Rodado Rodríguez. Expulsó a Belenguer en el minuto 52 por doble amonestación. Amonestó con tarjeta amarilla a Pablo Amo, Lediakhov, Samuel, Luis Fernández, Capi, Soto, Castaño, Cuéllar y Joaquín. Unos 14.000 espectadores en el estadio de El Molinón.

El Sporting notó el golpe y no encontró el hilo del partido hasta mediado el primer tiempo, gracias a las apariciones de Lediakhov. Fue precisamente una jugada entre Lediakhov y Tcherishev la que llevó el equilibrio al marcador, antes de un final del primer tiempo marcado por la polémica. El arbitraje de Rodado Rodríguez desencajó a los dos equipos y especialmente al Betis, que le reclamó un penalti antes del descanso por zancadilla de Manel a Belenguer.

Belenguer, que había visto su primera tarjeta al entender el árbitro que se había tirado, se marchó a los vestuarios a los siete minutos del segundo tiempo al cortar con el brazo un pase hacia el área. El Betis apenas notó su inferioridad numérica porque el Sporting ya había caído en un carrusel de errores que facilitaba la tarea a sus rivales. Uno de ellos fue aprovechado por Joaquín para dar otra muestra de sus grandes condiciones y poner el balón en el segundo palo, aprovechando las dudas de Bruno. Amato no tuvo ninguna y metió la cabeza con toda comodidad para marcar el segundo gol y cerrar el partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de mayo de 2001