Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS MASTERS MASCULINO

Sampras pone coto al reinado de Becker

El número uno mundial arrebata el título al alemán ante su público

El tercer duelo en menos de un mes entre el estadounidense Pete Sampras y el alemán Boris Becker se saldó con un trabajado triunfo del norteamericano. Sampras, número uno del tenis mundial, arrebató el título del Masters a Becker, campeón el año pasado, ante su propio público. Le superó por 3-6, 7-6 (7-5), 7-6 (7-4), 6-7 (11-13), 6-4 en cuatro horas. Es la final con mayor número de juegos desde la creación del Masters. El encuentro se disputó en el Europahalle de Hannover, que este año desbancó a Francfort en la organización de este torneo. Sampras percibió 1.340.000 dólares por su triunfo (unos 168 millones de pesetas).Sampras cerró una brillante temporada con su octavo título. Este será un año inolvidable para el campeón norteamericano, que vivió la trágica desaparición de su entrenador y amigo Tim Gullickson, víctima de un tumor cerebral. "Tim me dijo antes de dejarnos que siguiera jugando como hasta entonces y que fuera feliz. Esta temporada ha sido muy dura, sobre todo fuera de la pista. Algunos amigos me han ayudado mucho, pero aún siento un gran dolor", comentó Sampras.

En esos dos últimos encuentros, Sampras y Becker habían puesto el listón muy alto, pero ayer volvieron a jugar a un nivel increíble. El partido se le puso cuesta arriba primero a Sampras. Becker comenzó con cuatro aces seguidos -sumó 32-, rompió el servicio al estadounidense, en el cuarto juego y se adjudicó la manga inicial tras 27 minutos.

Pero Sampras replicó con gran maestría y un poco de suerte en los desempates, dio un vuelco al partido y pasó a dominarlo por dos mangas a una. La tensión llegó a su punto culminante en el cuarto set. Sampras tuvo dos puntos de partido, con 5-6 y 7-6 en el desempate. Pero el alemán enderezó la situación con una garra impresionante y ganó por 12-10.

El drama continuó en el quinto set. Sampras logré, por fin, romper el servicio rival en el noveno juego. Becker siguió luchando hasta el final, pero en el décimo juego sucumbió en la segunda bola de partido. El abrazo de los dos jugadores selló el tercer título de Sampras, que había ganado ya en 1991 y 1994. "Jamás he vivido un partido de tanta intensidad", dijo Sampras en la misma pista.

Becker había perdido el título, pero abandonó la pista con la cabeza alta. "Acabo de vivir uno de los puntos culminantes de mi carrera. No me importa haber perdido. Me siento orgulloso de haber formado parte de este espectáculo", declaró él alemán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de noviembre de 1996