La vida y amores de un magnate llamado Onassis

La reciente e inesperada muerte de Cristina Onassis ha devuelto a las primeras páginas la figura controvertida de su padre, el magnate griego fallecido en 1975. El es el objeto de la serie (cuatro horas) que hoy se estrena en nuestra pequeña pantalla, pocos meses después del término de su rodaje en España. Onassis, una producción de Koningsberg/Sanitsky con Televisión Española, que dirigió Waris Hussein.

La serie fue proyectada inicialmente para ser rodada en Grecia, pero el equipo se trasladó a España después de que, según el productor Frank Koningsberg, el Gobierno griego, que había dado inicialmente su aprobación al guión, rompiera inesperadamente el pacto "sin ninguna explicación".Según Koningsberg, cerca de 600.000 dólares (67.5 millones de pesetas) se le fueron a la alcantarilla a la empresa con los preparativos en Grecia. Seis semanas antes de iniciar el rodaje, y siempre según la misma fuente, el presidente Sartzetakis retiró su beneplácito a la producción, cuando ya se contaba con el soporte de la Fundación Onassis y muchos de los contratos con futuros colaboradores estaban listos. 10 millones de dólares (1.125 millones de pesetas), 120.000 de los cuales se emplearon en el alquiler del yate Radiant I, simulacro del Cristina (en la bahía de Palma), y otros 600.000 más en el guardarropa. Fielmente copiados, como el legendario moño de la Callas y la almidonada media melena de Jackie, sendas pelucas enmarcando los rostros de Jane Seymour -Emmy a la mejor interpretación secundaria- y de Francesca Annis, que proporcionaron más trabajo a las actrices y al cámara que cualquier otro detalle de la filmación.

Onassis se basa en el libro escrito por el periodista británico Peter Evans, Ari, the life and times of Aristotle Onassis, adaptado para la pequeña pantalla por Jacqueline Feather y David Seidler. Tan audazmente como para revelar aspectos ignorados de la vida privada de Onassis, tal cual una relación homosexual en su juventud; y de su vida profesional y social. "Inéditas evidencias" que son otros tantos reclamos de esta producción que finalmente sólo aspira a ser mero entretenimiento y a la que probablemente habrá que perdonarle muchas inexactitudes en aras del espectáculo.

Onassis se emite el sábado, por TVE-1, a las 23.25.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 09 de diciembre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50