Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

TVE inició la emisión de 'Se ha escrito un crimen', de gran impacto en EE UU

Televisión Española comenzó a emitir ayer domingo la serie Se ha escrito un crimen. Se trata del último gran impacto televisivo norteamericano, una modesta serie policiaca titulada originalmente Murder, she wrote, en la que la veterana actriz británica Angela Lansbury interpreta a una sensata y pacífica viuda que entretiene su ocio escribiendo narraciones de misterio, al tiempo que colabora en la resolución de crímenes en los que se ve involucrada por azar.

Se ha escrito un crimen ha barrido literalmente en los paneles de audiencia a series tan costosas y esperadas como Amazing stories, de Steven Spielberg, programada a la misma hora por la cadena NBC.El éxito de Se ha escrito un crimen es sólo en parte inesperado. Richard Levinson y William Link, sus creadores y productores (junto a Peter S. Fischer), son un capítulo importante en la historia de la televisión de EE UU de las tres últimas décadas, a la que han aportado personajes y situaciones narrativas que más tarde han creado escuela. Su especialidad son los relatos de misterio, las historias policiacas, las aventuras detectivescas, desde los episodios escritos para Alfred Hitchcock hour o The name of the game hasta sus creaciones de las series Mannix, Columbo, McCloud o Ellery Queen.

Desde los lejanos años cincuenta, con Perry Mason, las series policiacas no habían vuelto a tener en la pequeña pantalla más que una discreta acogida, y esto en el mejor de los casos. Pero la popularidad en alza, estos últimos años, de la literatura del género, con varios títulos en las listas de superventas, y el relativo éxito televisivo de Miss Marple, el personaje creado por Agatha Christie, hicieron concebir a Levinson, Link y Fischer pequeñas esperanzas en torno a un proyecto en esta línea.

Así nació Jessica Fletcher, la protagonista de Murder, she wrote, que tiene un evidente parecido con Miss Marple: esa forma aleatoria en que se ve involucrada en crímenes, a cuya solución colabora activa e ingeniosamente, pero que por sus características personales (se trata de una mujer eminentemente sensata, realista y práctica, con una presencia pulcra y distinguida) y por su profesión (escribe relatos policiacos) remite, como reconocen sus autores, al que es en realidad su auténtico modelo: la propia Agatha Christie.

El personaje fue escrito a la medida de la actriz Jean Stapleton, quien, al parecer, no pensó igual y rechazó la oferta. Alguien mencionó entonces a Angela Lansbury, que, tras una larga carrera cinematográfica y teatral, había empezado a flirtear en los últimos años con la pequeña pantalla, sin decidirse del todo a pasar más allá de unos cuantos pequeños papeles. Las cualidades de Jessica Fletcher parecían en principio difícilmente recreables por el talante un tanto exuberante de la actriz británica. Pero Angela Lansbury terminó por aceptar y convertirse en esa pieza clave del éxito del programa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de noviembre de 1986