Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desaparece la histórica Radio Andorra

El Consejo General de Andorra -es decir, el Ejecutivo andorrano, cuyos poderes están muy limitados por los propios de los copríncipes- acordó anteanoche cerrar de forma fulminante las dos emisoras de radio radicadas en el pequeño coprincipado. Una de ellas, Radio Andorra, es propiedad paraestatal española -a través de la sociedad Eirasa-, y la otra, Radio Les Valis, pero más conocida por Sud-Radio, lo es del Estado francés.

Ambas emisoras emiten casi exclusivamente en francés. Sud-Radio emite sólo unos minutos cada noche en catalán y Radio Andorra lo hace en castellano hora y media al día, mientras que durante otra hora utiliza el catalán. La primera es muy rentable al Estado francés, mientras que la segunda tiene una existencia precaria. Sud-Radio cubre una amplia zona del sur de Francia, incluida la región de Toulouse. Al ser propiedad del Gobierno francés -a través de la empresa Sofirad-, éste evita que en Andorra exista una emisora privada que rompa el monopolio radiofónico estatal existente en Francia.Los titulares de ambas emisoras presentaron inmediatamente un recurso contra la acción del Ejecutivo andorrano, ante las delegaciones permanentes de los copríncipes francés y español. Es muy probable que el recurso prospere -dado en particular, el hecho que Francia sea juez y parte-, con lo cual el problema adquiriría una mayor dimensión política.

El pasado 25 de marzo, el Ejecutivo andorrano acordó crear una Entidad Nacional Andorrana de Radiodifusión. Su finalidad era la de recuperar la titularidad de las dos, emisoras, existentes legalmente en base a una concesión del año 1961, si bien emitían desde muchos años antes.

El Consejo Generál Andorrano reclamó paralelamente la propiedad de los inmuebles y de los medios técnicos de ambas emisoras. Ello fue rechazadao por las sociedades concesionarias.

Radio Andorra nació en 1939, como iniciativa de un ciudadano francés, Jacques Tremoulet, que había sido acusado en su país de haber colaborado con el nazismo. Tremoulet era amigo de Ramón Serrano Súñer, quien poseía importantes intereses en el mundo radiofónico español. A través de esta vinculación personal, Radio Andorra pasó a manos españolas, primero, privadas, y después desde hace escasos meses, públicas.

Vinculación con España

Esta vinculación con España de la primera emisora andorrana hizo que por parte francesa se reclamara otra emisora. De este modo nació en 1951 la sociedad Andorradio, creada desde los poderes públicos franceses. Sofirad -es decir, la empresa titular de Sud-Radio es la continuadora de Andorradio.Las concesiones de 1961 debían ser renovadas el pasado mes de marzo. La nunca realizada reforma política de las instituciones medievales andorranas y las concesiones radiofónicas dominaban la vida política del pequeño Estado pirenaico. En el seno del Consejo General se dio una curiosa alianza entre los seguidores del ultraconservador Juliá Reig -síndico (primer ministro) durante largos años y simpatizante del general Franco- y el grupo de consejeros moderadamente progresistas de Andorra la Vieja, algunos de cuyos componentes simpatizan con el único partido andorrano, el Partido Democrático Andorrano (que se define como socialdemócrata).

Ambos grupos, muy enfrentados en el pasado, reclamaron la andorranización de las emisoras. Representaban catorce votos en un Consejo General de veintiocho miembros.

Todas las reuniones con los delegados de los copríncipes representaron otros tantos fracasos. Tanto la reforma política como las concesiones radiofónicas se convirtieron en el centro de un diálogo de sordos,

El resultado final fue el cierre de las emisoras, llevado a cabo con una energia muy poco propia de la morosa vida pública andorrana. Los actos de energía del Consejo son tan infrecuentes que Sud-Radio, anteanoche, continuó emitiendo pese a la orden de cirre. Sólo ayer por la mañana, y ante una intervención directa del Consejo General, dejó de emitir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de abril de 1981

Más información

  • Decisión del Consejo General del Principado