La CNT inaugura su primer congreso confederal desde 1936

El primer congreso de la Confederación Nacional de Trabajadores (CNT) que se celebra desde 1936 dio comienzo ayer en Madrid, con asistencia de representantes directos de los 300.000 afiliados con carnet y los 85.000 cotizantes al corriente de pago de la central anarcosindicalista. Los objetivos del Congreso son, según fuentes de la CNT, culminar la etapa de reconstrucción del sindicato y plantear a la central ante el país como la tercera fuerza sindical española.

El congreso, quinto en su historia, durará ocho días, se realizará a puerta cerrada, excepto las sesiones de apertura y clausura, y acudirán al mismo ochocientos delegados, no permitiéndose la entrada a personas ajenas al sindicato.En el orden del día figura un largo temario, compuesto de dieciocho puntos, entre los que destacan los principios, tácticas y finalidades, normativa orgánica, estrategia laboral y sindical, paro, patrimonio, prensa, propaganda y formación, represión: sus formas y consecuencias, postura de la CNT ante problemas no estrictamente laborales, trayectoria confederal desde el último congreso, en 1936, y otros.

El propósito del congreso, según manifestaron sus organizadores, es «renovar tácticas de lucha, pero no de prescindir de ningún principio ni de ninguna finalidad».

Paralelamente a este encuentro se celebrará una semana cultural, organizada por la federación local de Madrid, que consistirá en conferencias, cine, teatro, festivales de música y mesas redondas.

«La CNT se ha caracterizado, en su nueva fase, que comenzó en 1975, por las grandes tensiones, desviaciones y vacilaciones, que afortunadamente ya han pasado, y con este congreso se consolidará la organización», manifestó a Efe Juan Gómez Casas, cenetista y ex secretario general de este sindicato, poco antes del comienzo del congreso.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS