Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Malestar por el aplazamiento del Madrid-Zaragoza de Copa

Los gerentes de Primera División pretenden que los partidos de Copa se disputen en las fechas señaladas oficialmente en el calendario, antes de cada temporada, y no cuando interese a cada club, ya que de esta forma podrían perjudicar a terceros. Concretamente, que gocen de las mismas características que los de Liga, los cuales solamente pueden adelantarse veinticuatro horas a la fecha oficial y nunca retrasarse o aplazarse, a no ser por causa mayor. El aplazamiento del Madrid-Zaragoza ha levantado malestar. Ningún reglamento impide tales decisiones, aunque sí suscita más de una suspicacia en los restantes equipos implicados. El aplazamiento interesa al Madrid y al Zaragoza, porque de esta forma podrán dedicarse solamente a la Liga, de cara al título de campeón y para asegurarse la permanencia, respectivamente. Pero otros equipos pueden considerarse perjudicados.Precisamente, otro encuentro de Copa ya disputado demostró claramente este detalle. El Madrid adelantó su partido de vuelta de los octavos de final frente al Celta, y con él los jugadores madridistas Stielike y Juanito cumplieron un partido de sanción impuesto por acumulación de tarjetas, lo que les permitió jugar cinco días después con el Gijón un partido decisivo para el título.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de abril de 1979

Más información

  • Se pretende prohibir los cambios de fechas