Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Getafe conquistó el liderato con goleada

Con su triunfo ante el Castilla, el Getafe ha dado un paso de gigante de cara a la consecución del ascenso. No hay «peros» que objetar al triunfo de los getafenses que aguantaron muy bien a sus rivales durante todo el primer período. En la continuación, a raíz del primer gol, se adueñaron de la situación hasta borrar del campo a los filiale madridistas, que acusaron en exceso la baja de Escribano.Los dos equipos sie jugaban niu cho en el envite, de ahí que se tar dara en entrar en juego y las faltas se sucedieran una tras otra. Los nervios atenazaban a los veintidós protagonistas del encuentro Consecuencia de ello fueron los insípidos 45 primeros minutos disputados, en que todo el juego se desarrolló en el centro del campo, sin que ninguno de los dos entrenadores se atreviera a abrir líneas en busca de solventar el partido por la vía rápida.

Al principio parecía dar síntomas de todo lo contrario, sobre todo cuando al minuto y medio de juego el Castilla dispuso de una ocasión de oro para inaugurar el marcador, pero el centro de Escribano no pudo alcanzarlo Isidro que rozó el balón,con la cabeza.

Otra ocasión para el Getafe en el minuto 33, qúe todo el mundo cantó gol a la falta sacada por López Botella, pero que, en ver dad, dio en la red por fuera.

En el segundo tiempo, la lesión fortuita de Escribano (abandonó el campo vestido de calle en brazos de sus compañeros) obligó a Sanchís recomponer líneas, y la solución no dio el resultado apetecido. A los trece minutos llegó el primer gol y luego, en cinco minutos los otros tres. La defensa del Castilla y, sobre todo, Castafieda ayudaron mucho a los delanteros locales en la consecución de los tantos. Pero desde que Rico inauguró el marcador, el partido acabó, porque los de la Ciudad Deportiva se hundieron mientras sus rivales se hacían dueños y señores de la situación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de mayo de 1976

Más información

  • Tres goles en cinco minutos acabaron con el Castilla