El adiós de España al Mundial ante Marruecos, jugador por jugador

Análisis de los futbolistas de la Roja que se despiden de Qatar después de caer ante los marroquíes en penaltis

Algunos de los jugadores de España durante la tanda de penaltis.
Algunos de los jugadores de España durante la tanda de penaltis.LEE SMITH (REUTERS)

La selección española se consumió en la pira que Marruecos organizó en el estadio Education City, en la grada y en el césped con un equipo muy ardiente. Pocas luces de España durante toda la tarde de este martes hasta acabar devorada en la hoguera de los penaltis. Así les fue, uno a uno, a los jugadores de la Roja que acabaron por los suelos en su despedida de Qatar.

Unai Simón

Hizo lo suyo


Minutos jugados: 120

El portero del Athletic cumplió su parte. Paró un penalti (a Benoun, en el tercer turno) que levantó el ánimo español después de fallar los dos primeros lanzamientos, y en el 104 le detuvo un tiro con la pierna derecha a Walid Cheddira con mucho picante. Hasta entonces, había dejado cierto runrún por un par de intervenciones con el pie mejorables, pero llegado el momento clave no aflojó. En el cuarto turno de la tanda, Achraf lo inclinó y se la coló a lo Panenka.

Marcos Llorente

La novedad


Minutos jugados: 120

La gran novedad del once. Ni Carvajal ni Azpilicueta, que casi no había entrenado estos días. El elegido para el lateral derecho, la posición más ambulante del Mundial, fue el rojiblanco, que en realidad se siente postizo en esa ubicación por más que la haya frecuentado muchas veces en su club. Al principio se le notó incómodo. Su banda fue la más amenazada y sufrió. Se templó con el paso del tiempo y tras la pausa frenó una contra con filo de Mazraoui.

Rodri Hernández

El nuevo central


Minutos jugados: 120

Llegó como pivote a Qatar y se marcha como central de España; titular en esa posición en los cuatro encuentros. Por dos pelos no cazó un envío aéreo de Dani Olmo que habría evitado la prórroga (y todo el disgusto posterior). Ya en el 115, resistió con mucha agonía una carrera al recién salido Walid Cheddira, que enfilaba a Unai Simón. Al borde del descanso, dejó una pérdida que provocó la primera ocasión de Marruecos.

Aymeric Laporte

Mucho pase, poca huella


Minutos jugados: 120

Laporte-Rodri, Rodri-Laporte, Laporte-Rodri… La secuencia se repitió en muchos tramos hasta el infinito en una España que no quería arriesgar y tampoco le encontraba las vueltas en ataque a una selección africana abrigada con 20 forros en el desierto catarí. Poco comprometido en defensa.

Jordi Alba

De más a menos


Minutos jugados: 98

Él cocinó la mejor ocasión de España hasta el descanso con un buen envío a Asensio. Frente al ejército marroquí, un mar de piernas con lija, su protagonismo ofensivo no fue tanto subir por la izquierda como tratar de meter pases. Una interpretación que le salió bastante mejor en el primer acto. De más a menos, Balde lo mandó al banco. Atrás tenía la amenaza de las arrancadas de Achraf, que le ganó en carrera en el 85 en una acción muy peliaguda justo antes de ser relevado.

Pablo Gavi

Sin hueco en el bosque


Minutos jugados: 63

Con escaso vuelo el sevillano. Después del cuarto de hora de reflexión, tuvo algo más de acción entre líneas, en medio de un bosque donde no había ni llegado y ya sentía el aliento en el cogote. Sin efecto, en todo caso. A la hora, en la primera intervención del técnico asturiano, acabó en el banquillo en lugar de Carlos Soler.

Sergio Busquets

Poco peso y penalti fallado


Minutos jugados: 120

Su poco peso en el partido lo remató con el fallo en la tanda de penaltis, el que terminó de arruinar prácticamente a España. Unai Simón había abierto una ventanita deteniendo el lanzamiento anterior, el pivote azulgrana se aproximó al balón y Bono se la pilló a su derecha. Durante los 120 minutos previos, apenas tuvo dictado. En el descuento de la prórroga, recibió un pase en la frontal y no encontró la forma de concretar. Desde el simposio ante Costa Rica, su Mundial fue declinando.

Pedri González

Un director a oscuras


Minutos jugados: 120

Ante un muro africano sin grietas a la vista, el ligero medio culé fue el que más bajó de altura en el campo para tratar de dar salida al balón. Se afanó, se movió, buscó y rebuscó. Pero nada. A la selección le faltaron luces durante toda la tarde para encontrar una ranurita por donde colarse.

Ferran Torres

Insistencia estéril


Minutos jugados: 76

Pegado a la línea, no dejó de percutir, aunque sin éxito. Sufrió el mal de todos, la sequía de espacios, y no encontró la finura suficiente para romper líneas y provocar peligro real. Amagó en un par de ocasiones, ahí se quedó. En el minuto 75 se acabó su apuesta y empezó la de Nico Williams.

Marco Asensio

La más clara hasta el descanso


Minutos jugados: 63

De vuelta al once tras el breve descanso japonés, suya fue la ocasión más clara de la primera parte, a la media hora. Recibió un pase en profundidad de Alba, controló y, sin mucho ángulo, la mandó al lateral de la red. Por la derecha venía solo Ferran Torres. No hubo mucho más para el balear en una tarde donde sobró de todo menos aire para la batería ofensiva española. A la hora, Luis Enrique recuperó la fórmula nipona y recurrió a Morata.

Dani Olmo

La rondó


Minutos jugados: 98

No sobraron ocasiones de España y él apareció en la foto de varias. El catalán fue el último en ser sustituido de la terna atacante inicial. Tiene gol, Luis Enrique le guarda fe y aguantó hasta comenzada la prórroga. Probó a Bono con un disparo violento en una falta lateral que Asensio se la dejó de pisadita y el meta del Sevilla despejó de puños. Casi cazó un centro de Nico Williams y en el 95 colocó un envío que subió la temperatura de Marruecos: Rodri no la peinó por un flequillo y Bono se la quitó de encima.

Morata

A la sombra de Asensio


Minutos jugados: 57

Se marcha con tres goles en la fase de grupos en apenas tres ratos; sin embargo, del Morata y 10 más de la última Eurocopa se pasó en el Mundial al falso nueve de Asensio. Vista la sequía, Luis Enrique reclamó al delantero del Atlético. Se movió, como se esperaba, tiró varios desmarques, amagó por arriba, y ahí terminó todo.

Carlos Soler

Erró el segundo penalti


Minutos jugados: 57

Recurso ante el secarral ofensivo español, terminó en la cuneta por el penalti fallado. Fue el segundo, el que confirmó que la tarde estaba a un centímetro del siniestro total. Golpeó a la izquierda de Bono y este se la atrapó. El jugador del PSG había formado parte del primer intento del seleccionador por tratar de corregir el rumbo de una sesión que se estaba oscureciendo. Entre las muchas acometidas estériles de la Roja, figuraron un buen pase a Morata y otro centro dañino.

Nico Williams

Cambio de guion


Minutos jugados: 43

España vivía en un túnel en el Education City, necesitaba algo que la sacara del guion y Nico Williams remó en esa dirección. Desde que pisó el césped, levantó la mano y se hizo presente. A la primera que le llegó, desbordó y su centró no lo atrapó por poco Dani Olmo. También tuvo un tiro muy amenazante que repelió Amrabat y siguió picando piedra por la derecha. En el 119, con los penaltis ya en el horizonte y después de su última percusión, se retiró en lugar de Sarabia.

Alejandro Balde

Una sonrisa en lo personal


Minutos jugados: 22

Con el declinar de Jordi Alba, ya en el tiempo extra, el último en llegar a la concentración todavía tuvo su hueco para auxiliar la banda izquierda. La situación se había puesto demasiado áspera en la guarida marroquí y no hubo opción para él. En lo personal, no le quedará mal recuerdo: debutó con España, disfrutó de una titularidad (Japón) y participó en los cuatro partidos.

Ansu Fati

Último recurso


Minutos jugados: 22

En tiempo de emergencias, el dedo de Luis Enrique volvió a apuntarle a la desesperada, como en el agobio ante Japón. Salió en la prórroga en lugar de Dani Olmo y apenas hubo señales del azulgrana.

Sarabia

Dos minutos en Qatar y un penalti fallado


Minutos jugados: 2

Cero minutos en todo el torneo y Luis Enrique lo llama a capítulo en el 119 de la prórroga en lugar de Nico Williams, con los penaltis ya a la vista. Todavía los pudo evitar con un remate en el segundo palo en el 123. Apenas había hueco, pero no anduvo lejos: el balón rozó el palo. Y luego… el inicio del fracaso de la selección desde los 11 metros. El primero que tiró y el primero (de los tres) que falló. Bono se la pilló a su izquierda. Un Mundial difícil de digerir para él.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre el Mundial de Qatar

Normas

Más información

Archivado En