“Jugando escuchaba a mi padre: ‘hija, que el fútbol no te convierta en otra persona”

Beatriz Manchón, nutricionista del Real Sporting de Gijón
Hablan ellas La experiencia del fútbol en primera persona

“Jugando escuchaba a mi padre: ‘Hija, que el fútbol no te convierta en otra persona”

Ruth García

Exfutbolista y directiva de la sección femenina del Levante UD

Firma de Beatriz Manchón

Ruth García, excapitana del Levante UD, el FC Barcelona y la Selección Española es la actual Responsable de Relaciones Institucionales del Levante UD Femenino, además de miembro de la Dirección Deportiva de la sección femenina

El sueño de Ruth García (Camporrobles, Valencia, 1987) comenzó a hacerse realidad el día que cumplía 13 años. A falta de media hora de juego, debutó en el equipo de fútbol de su pueblo. Una suerte que aquel municipio valenciano de poco más de mil habitantes dispusiera de un club femenino, algo poco habitual entonces, aunque el plantel estuviera compuesto por jugadoras de 30 años mezcladas con adolescentes. ¿Qué habría sido de Ruth García, si no? Una de las leyendas de nuestro fútbol: campeona de Europa sub-19 en Finlandia 2004, solo cuatro años después de aquel debut en Camporrobles; cinco veces ganadora de la Copa de la Reina y tres veces campeona de Liga, con el Levante UD y el FC Barcelona; y 52 veces internacional… En aquel cumpleaños grabado a fuego en su memoria su padre le pidió que disfrutara y que no permitiera que el fútbol cambiara quién era ella. Y le hizo caso en todo salvo en una cosa: debutó como mediapunta y terminó convertida en una de esas defensas centrales tan apreciadas en el fútbol actual, con buen pie y enorme visión de juego. Hoy forma parte de la dirección deportiva de la sección femenina del Levante UD, la camiseta que vistió más de 200 veces.

La experiencia de Ruth García en su propia voz

0:00
-15"
PLAY / PAUSE
+15"

¡Hola! Soy Ruth García y os voy a contar el día en que mi vida cambió. Era el 26 de marzo del año 2000.Cumplía trece años y la vida se había propuesto hacerme el mejor regalo.Después de esperarlo mucho tiempo, había llegado.Por fin tenía una ficha federativa y ya podía jugar un partido oficial en el campo de mi pequeño pueblo, Camporrobles.Mi sueño y el de muchas niñas se hacía realidad.

Iba a debutar con compañeras mucho mayores que yo.Recuerdo que al salir de casa mi padre me dijo: “Hija, disfruta de cada minuto; que el fútbol no te convierta en una persona distinta a quien tú eres. Tranquila, y haz lo que sabes hacer, Ruth”.Entonces no lo sabía, pero esas palabras me marcarían el resto de mi carrera.

Vestía por primera vez la camiseta azul celeste del Camporrobles, patrocinada por los comercios del pueblo. Mis padres me habían comprado las botas, que lucía con orgullo y nervios.Las mismas que utilizaba mi ídolo Rivaldo.Comencé en el banquillo, uno de aquellos de ladrillo y uralita. Recuerdo los nervios y la concentración.Cuando quedaban treinta minutos de partido, el entrenador me dijo: “Ruth, calienta que sales”.Con mi familia en la grada, empezaba una maravillosa historia.Mi vida. Porque eso es el fútbol: mi vida.

En mi casa siempre lo hemos vivido de una manera especial.Mi hermano Vicen llegó a jugar en Segunda División B y desde muy pequeña me llevaban a verle allá donde jugara.Hiciera frío o un calor asfixiante, no me perdía un partido. Y, en los descansos, allí bajaba yo, a hacer mis pinitos con la pelota.¿Quién podría imaginar que aquella niña llegaría a lucir el brazalete de capitana de la Selección española?

El momento decisivo me llegó con 17 años. El Levante llamaba a mi puerta: uno de los clubes punteros del fútbol femenino. ¿Cómo dejar pasar la oportunidad? Eso significaba dejar el pueblo, a mis padres e irme a vivir con mi hermano en Valencia. Salir de mi zona de confort y la armonía de mi hogar que tanto valoro. Sin su apoyo y comprensión nada hubiera sido posible. Fue una etapa tan dura como bonita. Compaginar entrenos, partidos y la diplomatura de Fisioterapia fue arduo a veces. Pero lo conseguí: fútbol, fútbol y fútbol: me dediqué en cuerpo y alma. Y fui una afortunada, gracias a este maravilloso juego. He participado en campeonatos de Europa y mundiales con la selección, he ganado competiciones con el Levante, fiché por el Barça equipo con el que disputé una semifinal de Champions en París… además de seguir sumando títulos en el palmarés.

¿Sabéis que tenía en la cabeza todo ese tiempo? La frase de mi padre: “Que el fútbol no te convierta en una persona distinta…” Ese es el referente que marca mi camino de superación cada día. Me quedo con eso y con el granito de arena que puse para que el fútbol femenino sea hoy profesional. Con la reivindicación que siempre llevé a gala: que el fútbol es para todos, que las barreras están para romperlas, para, después, dejar de hablar de ellas y olvidarlas.

No soy de dar consejos pero sí de transmitir mi verdad y compartirla. Quiero dejar un mensaje, el mismo que, ahora que formo parte de la dirección del Levante, intento transmitir siempre. Niñas, esto va para vosotras, las futuras jugadoras: tened muy presente que solo con compañerismo, solidaridad y esfuerzo llegareis lejos.

¡Y estudiad! No dejéis la formación. El fútbol se acaba y para seguir disfrutando de vuestra valía en muchos ámbitos de la vida personal y profesional hay que formarse. Aquí está mi ejemplo: luego, tendréis la oportunidad de devolver todo lo aprendido a las nuevas generaciones. ¡Y para eso se requiere formación y valores! Llegar es muy difícil, y mantenerse lo es todavía más, una premisa que sirve también para este deporte: ¡Ojalá las jugadoras del mañana sepan hacer con el fruto de la semilla que nosotras plantamos hace años que el fútbol femenino sea todavía más respetado, admirado y reconocido!

Leer carta completa
Ruth García, primero como jugadora y ahora como directiva de la sección femenina del club, es toda una institución del Levante UD | Imagen cedida por Ruth García
Ya de niña, quien luego fuera capitana de sus clubes y hasta de la selección española, acostumbraba a portar el brazalete | Imagen cedida por Ruth García
El blaugrana la ha acompañado casi siempre: sus grandes éxitos deportivos ocurrieron en el Levante UD y en el FC Barcelona | Imagen cedida por Ruth García
Ruth García es un ejemplo para las jugadoras del futuro. Las jóvenes del Levante UD cuentan con su inestimable tutela | Kike Taberner
El símbolo levantinista tiene incluso su propia bufanda | Kike Taberner
Ruth García graba su testimonio en los estudios de la cadena SER de Valencia | Kike Taberner

CRÉDITOS

  • Redacción: Pablo Vande Rusten y Alejandro Martín
  • Fotografía: Kike Taberner
  • Diseño y desarrollo: María José Durán y Belén Polo
  • Audio: Lourdes Moreno y Jesús Blanquiño
  • Coordinación editorial: Juan Antonio Carbajo
  • Coordinación diseño: Adolfo Domenech

Archivado En:

Más información