Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sinisa Mihajlovic anuncia que tiene leucemia

El exjugador de 50 años, ahora entrenador del Bolonia, no acudió a la pretemporada del equipo. "Ha sido un golpe muy duro, pero voy a luchar y a ganar"

Sinisa Mihajlovic en la rueda de prensa de este sábado.
Sinisa Mihajlovic en la rueda de prensa de este sábado. AP

El exjugador serbio y ahora entrenador del Bolonia Sinisa Mihajlovic anunció este sábado en una rueda de prensa que tiene leucemia aguda. Seguirá en el banquillo, según comentó el responsable de los servicios médicos del club, Gianni Nanni. "Puede curarse, es una enfermedad que se puede derrotar y que le permitirá trabajar. Podrá interactuar con los jugadores, salvo algunos momentos en los que tendrá que ausentarse. Las terapias de hoy día son eficaces: es una enfermedad que se puede derrotar en tiempos breves", explicó Nanni.

Mihajlovic, 50 años, compareció este sábado para comunicar los motivos por los que no acudió a la concentración del equipo. Lo hizo en una rueda de prensa en la que no pudo controlar las lágrimas.  "Quiero ser claro, antes de empezar la pretemporada dije que tenía fiebre, pero convencer a mi mujer de eso era complicado porque no he tenido fiebre en los últimos 40 años. Contamos eso porque ese día tenía que hacer más pruebas, las que determinaron que tengo leucemia aguda. Ha sido un golpe muy duro, me encerré en casa a reflexionar y llorar... vi pasar toda mi vida por delante", ha contado el exjugador de Sampdoria, Roma, Inter y Lazio. "Las de ahora no son lágrimas de miedo, sino de respeto por esta enfermedad. La derrotaré mirándola a los ojos. El martes empiezo con la terapia, no veo la hora: cuanto antes empiece, antes acabaré. Es una leucemia aguda, pero se puede curar", prosiguió.  

El técnico ha querido matizar que hasta hace unos meses estaba bien. "Hice unas pruebas el 28 de febrero y estaba todo perfecto. He estado entrenando hasta finales de mayo, jugando al pádel dos horas al día sin ningún problema. No me notaba fatigado ni tenía manchas rojas. Luego empecé a hacer unas pruebas y salieron unas anomalías", ha explicado. "Yo hago muchas revisiones, la prevención es fundamental, lo sé porque mi padre murió de cáncer. Si nohubiésemoss hecho las pruebas, no habríamos descubierto que sufro leucemia. Todos piensan que a un tío grande y fuerte como yo es imposible que le pase algo. Pero nadie puede pensar que es indestructible".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >