Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Real Madrid se endeudará en 575 millones para remodelar el Bernabéu

Florentino Pérez calcula que el nuevo estadio generará 150 millones de ingresos adicionales y cifra el coste del préstamo en 25 millones anuales durante un plazo máximo de 35 años

FOTO: Florentino Pérez durante la asamblea general. / VÍDEO: Así será la remodelación del estadio Santiago Bernabéu.

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, logró el apoyo de los socios compromisarios para sacar adelante el proyecto de remodelación del Estadio Santiago Bernabéu. El 92% de los asistentes a la asamblea extraordinaria votó a favor de permitir que la junta directiva endeude al club en un máximo de 575 millones de euros para sufragar las obras de mejora del recinto. El máximo dirigente de la institución calcula que el nuevo campo generará 150 millones de euros de ingresos adicionales, aunque no desglosó de dónde procederán, y que el coste de la financiación estará en torno a los 25 millones de euros anuales.

El club justifica la operación por la mejora de los ingresos y el saneamiento del balance

"Nos encontramos frente a uno de los grandes desafíos que marcará la historia del club", dijo Pérez. El presidente madridista fue parco en cuanto a los datos sobre cómo se articulará la financiación. Se comunicó a los socios que el plazo máximo de amortización es de 35 años y que el tipo de interés será fijo. Sin embargo, quedó en el aire si los recursos se obtendrán con un crédito bancario sindicado, la opción más probable, mediante otras fórmulas financiaras (bonos u obligaciones) o a través de la cesión de la explotación del recinto. Tampoco se especificó qué garantías o avales se usarán, ni si el dinero se captará en un una o varias operaciones. Otro aspecto a concretarse es por qué la cuantía del préstamo a solicitar supera en 50 millones la inversión que el propio club calcula que requerirá el nuevo estadio (525 millones).

La sección de baloncesto pierde 29 millones

La pasada temporada fue una de las más brillantes para la sección de baloncesto del Real Madrid. El equipo dirigido por Pablo Laso ganó la Liga y la Euroliga, entre otras competiciones. El éxito deportivo, sin embargo, no fue suficiente para hacer hacer rentable este área.

Los ingresos totales de la sección de baloncesto ascendieron a 15,47 millones repartidos de la siguiente forma: 6,89 millones por las actividades de marketing, 4,78 millones por la venta de entradas y las cuotas de los socios, 1,94 millones por los amistosos y las competiciones internacionales y 1,84 millones por los derechos de televisión. Sin embargo, el gasto de personal (35,7 millones) llevó al club a incurrir en unas pérdidas de explotación de 26,8 millones.

Pérez subrayó que las condiciones financieras actuales, con tipos de interés en mínimos históricos, constituyen una "oportunidad que no se debe desaprovechar", en referencia a que el próximo año el Banco Central Europeo podría empezar a subir el precio del dinero, encareciendo con ello la operación. El dirigente del Real Madrid también destacó que el fuerte crecimiento de los ingresos (un 11% de media anual desde el año 2000) y el saneado balance del club permiten afrontar con margen el préstamo que se va a solicitar.

Un 31% más caro

La deuda neta actual del club es negativa, es decir, lo que el Madrid tiene en caja, más lo que le deben otros equipos, supera en 107 millones a lo que el club debe. El mandatario minimizó el esfuerzo que se asumirá ya que "el coste de la deuda apenas supondrá el 4% de los ingresos actuales del club". Sin embargo, en el mundo financiero la deuda no se suele comparar con la facturación y sí con el resultado bruto de explotación (Ebitda) y ahí el apalancamiento pasará a ser, sin contar el monto actual de tesorería, de cuatro veces, un ratio que los bancos suelen calificar de elevado, máxime en un sector como el deportivo, bastante expuesto al ciclo económico y a los resultados deportivos.   

El coste del "Bernabéu del siglo XXI", como lo definió Pérez, ha crecido un 31% desde los 400 millones presupuestados en 2009 cuando el plan fue presentado en sociedad. El presidente blanco defendió que este notable desvío responde a los cambios introducidos en el proyecto para lograr el visto bueno del Ayuntamiento de Madrid y cumplir con las sentencias del Tribunal Superior de Justicia del Real Madrid, así como la decisión de aumentar la transformación digital del recinto.

Las obras comenzarán a principios de 2019 y durarán tres años y medio

Los cambios sufridos por la operación durante estos años no se limitan solo a su coste. También se han producido variaciones sustanciales en cuanto a su diseño. En un principio, el grupo IPIC, perteneciente a Abu Dhabi había asegurado al Real Madrid los recursos necesarios para las obras a cambio de cederles el nombre del Santiago Bernabéu durante 20 años. Sin embargo, el fundo emiratí decidió rescindir el acuerdo alegando los cambios que había sufrido el proyecto para cumplir con la Justicia y con el Ayuntamiento de Madrid. "Creemos que la razón está de nuestra parte y por eso hemos llevado la disputa a la Corte de Arbitraje de París", comentó Pérez. "Aquellos que dicen que la remodelación del estadio antes no iba a suponer ningún coste se equivocan, porque ceder durante 20 años el nombre del estadio tiene un precio y es muy alto".

Una vez obtenido el visto bueno para endeudarse, el club procederá a la licitación de las obras. Está previsto que concurran las principales constructoras del país, excepto ACS al ser el propio Pérez su máximo accionista. El calendario que maneja el club contempla que las obras comiencen a principios de 2019 y se prolonguen durante tres años y medio, "aunque no afectarán al calendario deportivo". Del coste total de la remodelación, 300 millones se destinará a la obra civil, 100 millones  para el equipamiento tecnológico, y el resto para otras actuaciones. El proyecto, que ya no incluye la construcción de un hotel, contempla la fijación de una cubierta retráctil, una nueva envoltura a su alrededor y nuevas superficies laterales que se destinarán a la explotación comercial. Las obras del Bernabéu, sin embargo, no supondrán la ampliación del aforo del estadio.

Récord de ingresos

Antes de la asamblea extraordinaria que habilitó a la junta directiva a endeudarse para financiar la remodelación del Estadio Santiago Bernabéu, los socios compromisarios celebraron una asamblea ordinaria para aprobar las cuentas del ejercicio 2017-2018. La pasada temporada el club blanco registró ingresos por valor de 751 millones de euros, lo que representa una cifra récord y un incremento del 11,3% respecto al año anterior. La mejora de la facturación y la contención de las inversiones permitieron al club apuntarse un beneficio neto de 31 millones.

El área de marketing es el principal motor de las cuentas del club y ya aporta el 40% de las ventas. Por su parte, los derechos de televisión generan el 24% de la cifra de negocio, los socios y el estadio generan un 23% del total y los amistosos y las competiciones internacionales representan el 13%.

La asamblea también aprobó el presupuesto para el ejercicio 2018-2019. Las cuentas del club blanco prevén unos ingresos de 752 millones de euros, un gasto de explotación de 643 millones y un resultado neto de 43,2 millones.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.