Europa League - Grupo a - jornada 1
Villarreal
Villarreal
0 0
Finalizado
FC Astana
FC Astana

El Villarreal gana 3-1 al Astana en la primera jornada de Europa League

El conjunto que dirige Fran Escribá superó al equipo kazajo con goles de Sansone, Bakambu y Cheryshev

Nicola Sansone festeja su gol en el duelo ante el Astana.
Nicola Sansone festeja su gol en el duelo ante el Astana.JOSE JORDAN (AFP)

La pegada del Villarreal solucionó sus problemas en el juego. Bakambu y Cheryshev, con sendos goles en dos minutos en el último cuarto de hora concedieron la victoria del conjunto castellonense ante el Astana en su estreno en la Europa League (3-1). El equipo visitante cuestionó el triunfo amarillo en un partido sin control ni gobierno que cayó del lado del Villarreal, que hizo bueno su buen inicio y su gran final. En medio, el conjunto de Escribá resultó intrascendente y vulnerable, expuesto al atrevimiento del conjunto kazajo que ha evolucionado en las últimas temporadas, pero de momento es insuficiente para contrarrestar los recursos del Villarreal con más argumentos ofensivos que le concedieron la victoria.

La mejor noticia para el Villarreal fue el regreso de Cheryshev tras diez meses ausente. “Lo he pasado muy mal”, confesó al finalizar el encentro el extremo criado en el Madrid tuvo como regalo en su retorno el gol que cerraba el triunfo amarillo.

Las apariencias desmintieron el desarrollo del partido. Como era de esperar, dominó el Villarreal en el arranque ante la prudencia del Astana. Renovada la defensa, recuperado Mario, con Bonera y Semedo en el eje de la zaga, también con cambios en el ataque con Sansone y Enes Ünal como delanteros, Fran Escribá mantuvo ante el conjunto asiático el centro del campo que ha utilizado en el comienzo de temporada, sin más remedio por las ausencias de Bruno, Roberto Soriano y el por fin recuperado Cheryshev de inicio en la suplencia.

El Villarreal anestesió al conjunto kazajo a través del esférico, notable en el ataque posicional, ocupando convenientemente los espacios. Llegado el cuarto de hora, los castellonenses ya mandaban en el marcador tras un envío largo de Jaume Costa que aprovechó Sansone ganando la espalda de la defensa del Astana. El disparo cruzado del internacional italiano se colaba entre las piernas de Eric al que le faltó destreza para evitar el gol. Despertaron los kazajos de su letargo inicial alcanzando el área de Barbosa con más frecuencia de la esperada aprovechando cierta relajación amarilla.

La confianza del Villarreal quedó ejemplificada en Barbosa. El portero argentino se atrevió con un regate complicado ante la presión de un delantero rival. El mundo al revés. Destensado el grupo de Escribá, el bienintencionado Astana dio un paso al frente obligando a Barbosa a intervenir también con las manos en un choque en el que fue perdiendo el control el Villarreal, más aplicados sus centrocampistas a la hora de descolgarse en el área ajena, que de replegarse para defender la propia.

El desgobierno con el que finalizó el primer periodo tuvo su continuidad en el segundo acto. La falta de cadencia de los amarillos hizo crecer al Astana cada vez más presente en el área de Barbosa, provocando la inquietud y la desaprobación de la afición del Estadio de la Cerámica que

intuía el empate del conjunto kazajo que llegó tras un saque de esquina rematado por Logvinenko.

Recurrió Escribá a Bakambu y el franco-congoleño solucionó el problema al entrenador valenciano y al Villarreal con un gol que se fabricó él mismo. Junto a Bakambu entró en el terreno de juego Denis Cheryshev tras su larga convalecencia de sus endémicos problemas musculares que arrastra desde su etapa en el Valencia. El regreso del hispano-ruso no pudo ser más afortunado, anotando el tercer gol castellonense dos minutos después del acierto de Bakambu, empujando a gol Cheryshev la asistencia de Rodrigo. La pegada del Villarreal enmendó sus problemas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS