Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El incombustible Mario Gaspar

La paulatina mejora técnica, unida a su potencia física, convierten al jugador del Villarreal en uno de los mejores laterales de la Liga

Mario, con la camiseta de España.

Cuando en enero del 2013 Marcelino cogió las riendas del Villarreal en el décimo puesto de Segunda, entendió que flojeaba el puesto de lateral derecho. Javi Venta, de regreso al club castellonense a los 37 años, comenzó como titular en la demarcación defensiva con el técnico asturiano, que consideraba que Mario Gaspar Pérez (1990, Novelda, Alicante), no tenía nivel suficiente ni para el Villarreal ni para Segunda. Marcelino nunca ha escondido la mala primera impresión que le causó el jugador alicantino que llegó al club castellonense en el verano de 2007 procedente del Albacete en un paquete de 16 jugadores por los que el club manchego recibió 1,6 millones de euros.

Es el jugador que más me ha sorprendido. Es uno de los mejores laterales de la Liga”

Marcelino, técnico del Villarreal

Mario se formó en el filial amarillo con el que ascendió a Segunda con Juan Carlos Garrido como entrenador. Llegó al primer equipo en la temporada 2010-2011. La percepción negativa de Marcelino también era compartida por gran parte de la afición de El Madrigal. Entendían que su evidente potencia física, con una extraña forma de correr sin apenas mover los brazos, no compensaba sus aparentes limitaciones técnicas. Solvente en defensa, le faltaba criterio en ataque.

Pronto descubrió Marcelino que Mario tenía un potencial por pulir. La predisposición al trabajo del lateral, que jamás, ni en las buenas ni en las malas ha sacado pecho ni mostrado queja alguna, junto la paulatina y constante mejora técnica, han convertido a Mario en un jugador de ida y vuelta, un pulmón inagotable, noble y notable en defensa y ataque. Marcelino rectificó a tiempo. “Es el jugador que más me ha sorprendido. Es uno de los mejores laterales de la Liga”, entiende hoy el entrenador del Villarreal.

A punto de cumplir los 25 años, el carrilero que no valía para Segunda División es ahora internacional

La temporada pasada Mario dio un paso más al frente. A su frecuente profundidad en ataque añadió capacidad goleadora. El Bernabéu le descubrió con un soberbio gol al Madrid tras llegar hasta el borde del área de Casillas y lanzar un obús a la escuadra. En Balaídos ante el Celta marcó en los últimos minutos del partido al concluir un contragolpe partiendo desde el carril derecho y concluyéndolo en una larga carrera diagonal en el vértice opuesto del área pequeña viguesa. En el pasado curso anotó tres goles en Liga y uno más en Europa. En la presente ya se ha estrenado con un gol al Athletic tras un disparo desde 25 metros.

Asiduo en las categorías inferiores y en la sub-21, a Del Bosque no le faltan motivos para darle la oportunidad en la selección absoluta. Pocos pueden rebatir la decisión del salmantino. “Es un sueño cumplido”, se enorgullece Mario cuya humildad se refleja en el mensaje dirigido a todos los que forman parte del club castellonense. “Solo tengo palabras de agradecimiento a mis compañeros, el cuerpo técnico, la directiva y todos los empleados del Villarreal que me han ayudado a conseguirlo”, expresa Mario. A punto de cumplir 25 años, el lateral que no valía para Segunda, ahora es internacional.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información