Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gala León y el argumento de los Juegos

Mientras la seleccionadora recuerda a los tenistas que tendrán que jugar bajo su mando si quieren ser olímpicos, estos comprueban el reglamento.

Gala León. Ampliar foto
Gala León. EFE

Los Juegos Olímpicos de 2016 también pesan en el pulso que se están echando Gala León y la mayoría de tenistas españoles. El núcleo duro de la mejor generación de tenistas que ha visto España tiene un sueño: despedirse de los Juegos en la edición de Río 2016, cuando la mayoría habrá entrado plenamente en la treintena, lo que dificulta que se imaginen compitiendo en 2020. La seleccionadora, que sabe eso, les ha recordado en público y en privado que para cumplir con ese deseo deberán plegarse antes a su mandato. El reglamento de la Federación Internacional indica que si los tenistas quieren ser olímpicos deben haber estado disponibles para participar en la Copa Davis al menos una vez entre 2015 y 2016. Por eso, según pudo saber este diario, las mejores raquetas españolas indagan estos días cómo es el sistema clasificatorio, si hay algún clasificado ya, y si existen resquicios que les permitan decidir sin tener eso en cuenta si juegan o no con la España de León.

Así, ya antes del nombramiento de León, la Federación española envió emails que radiografiaban la situación a todos los jugadores y jugadoras españoles del top-100, así como a sus agentes y entrenadores. “No hay ningún jugador clasificado para los Juegos de Río”, escribieron. “Ni español ni de ningún otro país”. Tras el nombramiento de la nueva seleccionadora, sin embargo, los tenistas volvieron a interesarse por el tema

Nadie, avisaron los federativos, puede considerarse olímpico todavía, entre otras cosas porque el corte se hará según el ránking de después de Roland Garros 2016; y nadie, además, cumple las excepciones que recoge el reglamento (lesión, presencias con la selección, etc…) que le permitan hacerse el sordo en el caso de que León quiera contar con ellos.

Los tenistas tienen que defender los colores de su país, o estar dispuestos a hacerlo, tres veces en el ciclo olímpico, y al menos una de esas tres veces debe ser en 2015 o en 2016. En consecuencia, y según fuentes consultadas de la Federación Internacional, Rafael Nadal, que tiene entre ceja y ceja Río 2016, porque una lesión le impidió desfilar como abanderado de España en Londres 2012 y defender el oro olímpico conquistado en Pekín 2008, necesita representar a La Roja en dos oportunidades entre 2015 y 2016 si quiere estar en los próximos Juegos (en este ciclo olímpico solo ha sido internacional una vez, en 2013, porque una lesión le frenó durante siete meses en 2012 y otra le impidió competir en 2014, lo que podría tener en cuenta la ITF). Antes, sin embargo, los tenistas y la seleccionadora tendrán que llegar a un entendimiento.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información