Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Tenía miedo a pisar el área”

Fernando Torres confiesa que tuvo "un bloqueo mental" durante la temporada y que se vio fuera de la lista de la Eurocopa

Fernando Torres, en un partido con el Chelsea
Fernando Torres, en un partido con el Chelsea AFP

El delantero del Chelsea, Fernando Torres, ha desvelado que se vio fuera de la Eurocopa de este verano, donde España defiende el título, y ha lamentado la ausencia de David Villa, ya que considera que “es fundamental para esta selección”. “Me vi fuera de la Eurocopa y nunca había recibido una convocatoria con tanta ilusión”, confiesa El Niño en declaraciones a su web personal, que recoge Europa Press, al tiempo que subraya que no se siente indiscutible en La Roja.

Con las pilas cargadas tras ganar la Liga de Campeones con el Chelsea, el madrileño y su compañero de equipo Juan Mata se unirán a la concentración de España este viernes. “Sólo pienso en ganar la Eurocopa. He tenido la suerte de ganarme un sitio en la historia de la selección, pero debo exigirme mucho más y ganas no me faltan”, reitera.

Por eso, sueña con poder encadenar Eurocopa-Mundial-Eurocopa, algo que nadie ha conseguido en la historia. “España se ha ganado el cartel de favorita y hay que aceptarlo, pero esto no vale para nada porque hay que demostrarlo en el campo. Tres títulos de manera consecutiva es algo que nadie ha conseguido. Si somos capaces de lograrlo seremos un referente mundial porque se hablará de esta generación durante muchos años”, recalca.

Un año duro en el Chelsea

Fernando Torres ha confesado que esta temporada lo ha “pasado mal, muy mal”, pero que en ningún momento ha dicho que no fuera feliz en el conjunto blue con el que el pasado sábado se proclamó campeón de la Liga de Campeones.

“En el Chelsea estoy muy feliz y nunca he dicho lo contrario. Aún tengo mucho que hacer en este club, cumplir objetivos personales, confianza que devolver y cariño que agradecer. Ha sido un año muy complicado, he jugado poco y mi estado de ánimo era como una montaña rusa. Lo he pasado mal, muy mal y no me gustaría sentirme así otra vez. Pero nunca me he rendido y nunca lo haré”, se sincera El Niño.

Una temporada, en la que además, el ariete no se ha encontrado con el gol, algo que se le ha resistido. “Era un bloqueo mental, lo pasé muy mal. Me sentía muy bien en el campo porque esta temporada me he convertido en un jugador más completo, pero la pelota no entraba y sentía que nunca estaba en la posición correcta”, subraya en declaraciones a su web personal.

Tenía miedo a estar en el área

“Vi muchos vídeos para estudiar los movimientos de otros delanteros, incluso míos de mis etapas en el Atlético y en el Liverpool. Me ayudó mucho porque le perdí el miedo a estar en el área. En este punto, también quiero agradecer a Steve Holland, entrenador asistente, el trabajo que hizo conmigo para ayudarme”, desvela.

Además, El Niño no duda en recalcar que cree que se mereció “jugar más” esta temporada. “Por eso, para el futuro espero ganarme esa confianza con trabajo y no pararé hasta conseguirlo. Este año he aprendido más cosas que nunca. Da para escribir un libro”, asegura.

“Me convertí en el jugador que yo odiaría”

“Hubo momentos en que perdí la ilusión y eso nunca me había pasado antes. Es la peor sensación del mundo cuando amas tu profesión. Me convertí en el jugador que yo odiaría. Por suerte forma parte del pasado. Ahora solo tengo en la cabeza cumplir sueños”, confiesa el madrileño, que cree que tras ganar la Champions “lo mejor está por venir y hay que seguir soñando”.

Dice tener una relación fluida, sincera y directa con Di Matteo

Torres reconoce que cuando fichó por el Chelsea, el cuadro inglés “lo hizo con una gran expectativa”. “La confianza de los dueños y de la afición ha sido incondicional, pero mi papel en el equipo no ha seguido esa línea. Como siempre, me miro a mí mismo y reflexiono explicando que no he sabido ser fundamental para los entrenadores que he tenido. Es otra meta que cumplir. Y lo haré, cueste lo que cueste”, avisa.

Por eso, no duda en reconocer que con el técnico Di Matteo tiene una relación “fluida, sincera y clara”. “Tenemos mucho diálogo, pero espero poder convencerle de que puedo ser el jugador que él espera, alguien imprescindible, no uno más. Seguiré trabajando para ello y como siempre respetando sus decisiones. Me ayudó en un momento delicado y le estoy muy agradecido. Ha demostrado que sabía lo que hacía”, asevera.

“Será el comienzo de una época memorable”

El Niño aprovecha para desvelar que se ha reunido con los dueños para hablar sobre su futuro. “Mi objetivo era hablar con ellos a final de temporada, necesitaba saber qué planes tenían para mí. Ya hemos hablado y ahora no tengo dudas de lo que esperan de Fernando Torres. Sólo quiero que ya empiece la temporada que viene, recalca, avisando que espera que ésta sea el “comienzo de una época memorable”.

De esta forma y tras ganar su primera Champions, el madrileño, que mañana se unirá con la selección española, tiene claro sus próximos retos con su club: “Ahora espero ganar la Copa Intercontinental, sería lo máximo. También me ilusiona ganar otra Champions, pero con el guión que yo habría escrito. Y ya, por soñar, una Premier League resultaría muy especial”.

En la Supercopa ante el Atlético de Madrid

Por último, Torres reconoce que la final de la Supercopa de Europa ante el Atlético de Madrid será muy especial y está deseando que llegue el día en Mónaco. “Sentimentalmente cuento los días que quedan para este partido. Ganaré pase lo que pase. Espero poder jugar y que no me ocurra como en ocasiones anteriores. Será extraño, pero a la vez precioso”, concluye.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.