_
_
_
_

El Milan liquida al Nápoles

Ibrahimovic, Boateng y Pato sentencian en San Siro

Ante un Nápoles sin argumentos, al Milan le bastó con exprimir su mayor calidad en la zona de los tres cuartos (3-0). Apareció Pato en la segunda parte y, con su aceleración, sentenció con un gol en un disparo colocado desde fuera del área (m. 78) y una asistencia previa a Boateng (m. 76). Antes, Ibrahimovic desbrozó de penalti (m. 48) el camino hacia el scudetto. El conjunto de Allegri abre brecha en la Liga italiana: el Inter, segundo, se queda a cinco puntos, y el Nápoles, tercero, a seis.

En el primer tiempo, el duelo entre el líder y el aspirante resultó una pesadilla. Un retrato del estado catatónico del calcio. Comparado con el Bayern-Borussia del pasado sábado en Múnich, fue caer en un abismo. Una explicación de por qué los equipos italianos están despeñándose: eliminados todos los de la Liga Europa y con un pie fuera de la Champions el propio Milan, el Inter y el Roma tras perder en la ida de los octavos de final.

El Nápoles pagó la resaca de su eliminación europea a pies del Villarreal. Sin la chispa que tuvo en esa eliminatoria ni la participación de su jugador más creativo, Lavezzi, sancionado, el conjunto de Mazzarri se limitó a resistir. A defenderse bajo los palos sin nada que ofrecer a cambio. Cavani, su goleador, no recibió ni un solo pase en condiciones.

El central Aronica abrió la segunda parte con una misteriosa mano en el área que propició el gol de penalti de Ibrahimovic. El Milan se soltó y Pato recordó al jugador que se espera de él: ágil, rápido e incisivo. El portero De Sanctis sostuvo al Nápoles hasta que Pato lo destrozó a la contra. Los de Mazzarri ni siquiera dispararon entre los palos de Abbiati en todo el encuentro.

Ibrahimovic disputa un balón aéreo con un rival del Nápoles.
Ibrahimovic disputa un balón aéreo con un rival del Nápoles.AFP

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_